Skip to main content

Por ANTONIO GARRIDO / Hoy se ha presentado el acuerdo al que acaban de llegar los nuevos partidos políticos Jaén Merece Más y Levanta Jaén, auspiciados desde sus respectivas plataformas ciudadanas, en ambos casos con un amplio rodaje, de cara a la presentación de una candidatura unitaria para las elecciones autonómicas del próximo 19 de junio. Se trata de un hecho histórico, es la primera vez en la provincia que desde la sociedad civil o, por mejor decir, desde la rebeldía cívica, primero se adopta la vía de partido, paso obligado para concurrir a la cita con las urnas, y además se logra, tras un proceso negociador en el que algunas personas han mediado con muy buenos oficios por ambas partes, dejando atrás algunos desencuentros y centrándose en dar respuesta a un clamor social que les demandaba a los dos colectivos la opción de la unidad, imprescindible para lograr el verdadero objetivo, hacer posible que se conviertan, si los votos de los jienenses así lo deciden, en una sola voz para reivindicar en nombre de la provincia.

En la comparecencia de hoy ante los medios de comunicación, las respectivas representaciones han estado lideradas por Juan Manuel Camacho, como coordinador general de Jaén Merece Más, y por Javier Saigner, que ocupa la misma función en Levanta Jaén. Desde las plataformas durante los últimos años han actuado conjuntamente en distintas movilizaciones que han tenido lugar en el territorio y por diferentes causas, entre ellas la demanda de infraestructuras ferroviarias, sin que a la postre obtuvieran respuestas concluyentes por parte de los distintos poderes.

De modo que la incursión de las plataformas en la vía política, según han explicado y además es fácil de entender, es una decisión obligada por las circunstancias, es decir, la falta de compromiso de las administraciones central y autonómica a algunos de los grandes interrogantes que se ciernen sobre el territorio, porque se llevan años haciendo propuestas, los mismos que han provocado decepciones y frustración constante en la sociedad provincial. ¿No es fácil entenderlo? Esta es la verdad, objetivamente no solo nos queda lejos la convergencia, sino que da la impresión de que pasa el tiempo y nos vamos alejando más de ella, en tanto que el peso político de Jaén parece insignificante a tenor de los resultados. Los gobiernos de Madrid, de uno y otro signo, fueron mezquinos con los intereses de Jaén, y en nuestra autonomía durante la larga etapa socialista primero y en los últimos años con el ejecutivo de coalición entre PP y Ciudadanos, se ha consolidado la Andalucía de las dos velocidades, y Jaén, como todo el mundo conoce, se encuentra en una posición de clara desventaja y con algunos proyectos que llevan décadas en lista de espera por falta de la necesaria voluntad política, por mucho que los dirigentes que nos han gobernado y nos gobiernan se muestren tan eufóricos y alardeen con el cariño y el compromiso que nos dispensan. Si fuera por palabras tendríamos motivos para estar encantados.

No soy adivino y por tanto ignoro lo que va a ocurrir tras el 19 de junio, tampoco qué va a deparar la inmediata campaña electoral, lo que sí presiento es que hemos de estar preparados para escuchar a unos y otros tratando de “vendernos” sus mercancías, pero al tiempo ya estamos de vuelta y por tanto sabremos separar el grano de la paja. En esa especie de jungla en que se convierte cada campaña electoral, y la próxima con más motivos, debutará la unidad electoral que se acaba de formar, aunque tienen pendientes de decisión aspectos decisivos como el nombre que nos encontraremos en la papeleta, en la que quiere que figuren los dos partidos, Levanta Jaén y Jaén Merece Más; queda conocer la candidatura, que tampoco es una cuestión menor, sino todo lo contrario, es muy importante dar con las personas adecuadas, y aspectos como la financiación, en la que no será fácil competir con los “grandes”.

El hecho notable es que el día de las elecciones en la provincia habrá una papeleta más y con libertad los jienenses podrán decidir, esa es la fortaleza de la democracia. Los dos partidos nuevos han expresado hoy, y hay que agradecerlo, su deseo de no entrar en confrontación con el resto de formaciones, abogan por una campaña limpia en la que cada cual defienda sus postulados, aunque dudo que lo consigan, y ellos el acuerdo de confluencia, que demuestra que cuando se quiere se puede. La propia campaña puede aumentar su interés porque probablemente escuchemos menos cuestiones generales y más propuestas específicas de Jaén, con la esperanza puesta en que en los próximos cuatro años se puedan ver los resultados. En los últimos podríamos recurrir a mociones que se aprobaron en sede parlamentaria y que finalmente quedaron en agua de borrajas.

Habrá quien se pregunte qué va a pasar, en el caso de que la nueva unidad electoral alcance representación, cuando se aborden otros asuntos que no tengan relación con Jaén y se trate de meras cuestiones ideológicas. Este no debe ser el problema, la persona o personas que estén sabrán cómo actuar. La política no es exclusiva de los partidos tradicionales, casi todas las determinaciones de la vida trascienden a la política, así que mejor no rasgarse las vestiduras. Respeto a todos los partidos que van a concurrir a los comicios, pero cuantas más papeletas haya, mayores posibilidades de optar en libertad se da a los electores de nuestra provincia. Lo que importa de cara a la próxima legislatura es que ojalá sea posible recuperar protagonismo, es decir, presión parlamentaria para que el nuevo gobierno tome buena nota de que ha llegado la hora de que Jaén se levante porque merece más, mucho más, de lo que continuamente se le ha ninguneado. Por último hay un efecto benéfico complementario, las reacciones de los partidos fuertes, que alentados por el nuevo proyecto tendrán que esforzarse no solo en compromisos y promesas, sino en garantía y disposición. Resumiendo, lo verdaderamente importante, al menos para mí, es que Jaén al final salga ganando. Si gana Jaén, ganamos todos.

Foto: Presentación del acuerdo de confluencia entre Levanta Jaén y Merece Más. En el centro, Juanma Camacho y Javier Saigner.

2 Comments

  • Julio Pulido Moulet dice:

    Por fin se impuso la sensatez.

  • Juani dice:

    Es una decisión muy importante la de unirse los dos partidos de Jaén. Así conseguiremos más que por separado. Al fin y al cabo, lo que importa es que Jaén no quede relegada y no sea ninguneada más de lo que ha sido ya. Vamos, Jaén, hay que votar y hay que hacerlo mirando nuestros intereses. Olvidemos nuestra ideología y votemos por lo que realmente nos importa: nuestra provincia !!!!!!

Dejar un comentario