CRÓNICA DEL DÍA: JAÉN NO SE MERECIÓ NI UN TALGO

ACOTACIONES

CRÓNICA DEL DÍA: JAÉN NO SE MERECIÓ NI UN TALGO

MONTÓN DIMITE.-Esta tarde el presidente del Gobierno ha apoyado sin reservas a su ministra de Sanidad en el escándalo de los máster. Pero Pedro Sánchez no convencía a nadie, el caso es que a las tres horas de que esto sucediera Carmen Montón ha presentado la dimisión, porque pese a que ha intentado explicarse en los últimos días, ha habido numerosas contradicciones y evidencias de serias irregularidades, plagio incluido, que la han acorralado hasta la decisión final. Era el camino lógico para usar una única vara de medir. Por cierto, menuda vergüenza para la Universidad Juan Carlos I, hoy tan desprestigiada, y no estaría de más hacer una auditoría en estas instituciones para detectar si estamos ante un caso excepcional o estas prácticas pueden estar más extendidas. Las pesadillas siguen no obstante para el primer ministro. Margarita Robles también está en entredicho, aunque ella niega la mayor porque se ve que tiene alta la autoestima y parece estar por encima del bien y del mal, la suya ha sido una enorme metedura de pata, con graves consecuencias, y si no que le pregunten a los miles de trabajadores de Navantia que hoy están en la calle con una clamorosa protesta. En Cataluña el panorama no está mejor. No hay más que echar un vistazo a las imágenes que llegan de la Diada, con una multitud en la calle exigiendo la libertad de los presos independentistas. El problema es gordo y muy evidente, y resolverlo únicamente por la vía del diálogo parece una quimera. La sociedad catalana está dividida en dos, y una es la que protesta y defiende la causa independentista, la otra salta de vez en cuando, harta de aguantar el chaparrón, pero pensar que esta deriva puede encauzarse hacia la normalidad con el respeto debido a las normas constitucionales no se vislumbra por ningún sitio. Más bien lo que se aprecia es que va a continuar el vendaval y que caben todos los pronósticos, incluso con las leyes de Murphy en la mano, todo es susceptible de empeorar. En Andalucía se está pendiente de que en cualquier momento actúe Susana Díaz en la disolución del Parlamento, hecho que ocurrirá cuando se dé el visto bueno a algunos asuntos pendientes. Cuidado que vienen los EREs. Mientras tanto el presidente del PP, Pablo Casado, mira de reojo el caso del máster de la ministra porque a lo mejor puede haber, quién sabe, un efecto dominó, aquello de cuando las barbas de tu vecino…veremos si se da por aludido en algún momento o los ribunales lo ponen contra las cuerdas. Casado no para, esto sí hay que reconocerlo, pero su locuacidad es tal que le convendría hablar menos y sobre todo pensar antes de contestar a preguntas. Lo que ha dicho de que en su casa se gasta de luz unos 50 0 60 euros mensuales es muy fuerte en la boca de un líder político, de ahí que le hayan puesto fresquito en las redes sociales, sin olvidarnos de su curiosa sugerencia de poner en boca de los españoles a cada instante un “viva al rey” que suena a rancio, a extraño. Lo del precio de la luz me ha recordado a Zapatero, que en su día se salió también por los cerros de Úbeda cuando le preguntaron lo que costaba un café. De espaldas a la realidad.

RIRIRRAFE EN EL AYUNTAMIENTO.-En nuestra ciudad, la vuelta tras las vacaciones de verano nos sitúan en el mismo plano de siempre, el rifirrafe continuo entre gobierno y oposición del PSOE, circunstancia que ahora no se rebajará, sino que, todo lo contrario, se pone al rojo vivo ante la perspectiva electoral. Lo de hoy ha sido un nuevo episodio a costa de la situación económica del Ayuntamiento. Los socialistas, por medio del portavoz Manuel Fernández, reprochan que entre 2019 y 2022 el Consistorio tendrá que afrontar la devolución de 110 millones de euros de intereses y préstamos de los bancos, que en su momento se fueron aplazando para dilatar el problema económico. Le contesta Reyes Chamorro, portavoz del PP, negándole legitimidad al PSOE, al que hace responsable, dice, de haber dejado una deuda cercana a los 600 millones de euros, que afirma el PP ha frenado e incluso rebajado. También le recuerda que tiene la oportunidad de exigir una quita al gobierno de Sánchez y, de pasada, hurga en la herida en la que sabe puede hacer más pupa y acusa a los socialistas de haberse gastado el dinero en comidas, copas y viajes. Fuera de este “y tú más” al que nos tienen acostumbrados, la verdad es que se ha apaciguado la tensión económica, lo cual no quiere decir en absoluto que no exista, simplemente es que la política seguida ha sido la de ir dilatando sine die las soluciones, aplazar los pagos, en definitiva actuar al modo de pan para hoy y hambre para mañana. El reproche mayor que se le puede hacer el Ayuntamiento, es decir, a la Corporación que enfila su recta final, es que no ha sido capaz, como pretendía en los comienzos del mandato, de buscar salidas a la ruina económica. Bien es cierto que Márquez y el concejal Bonilla han llamado a muchas puertas y casi ninguna se ha abierto. Pero esta es la asignatura pendiente y la prórroga de las obligaciones económicas lo que hace pensar es que el próximo gobierno que llegue a regir el Ayuntamiento se va a encontrar con serios problemas, el pago de la deuda se puede retrasar pero el drama nos va a pesar como una losa al Consistorio, a la ciudad y a los jienenses por mucho tiempo.

NI UN MAL TALGO.-Finalmente, después de que ayer comentáramos que el Talgo que se ha anunciado entre Granada y Madrid no va a permitir que suban y bajen viajeros en Linares-Baeza, y que hoy han publicado todos los medios de la ciudad, ha causado indignación entre los jienenses que se están manifestando en las redes sociales con duras críticas hacia los políticos, que hacen extensivas a todos los colores, porque en el déficit de Jaén en materia de ferrocarril todos los gobiernos han sido responsables. De manera especial hay un clamor en contra de quienes, desde el partido actualmente en el poder, vendieron a principio de verano que el Talgo era un respiro a la pésima situación de las comunicaciones por tren y lo presentaban como un gran logro del nuevo gobierno de Sánchez. Qué ilusos. Ahora, sin embargo, nadie ha salido a dar la cara, estamos en las mismas de siempre con los gobiernos, mucha propaganda cuando interesa y silencio sepulcral cuando los hechos pintan mal.

Nos peguntábamos si conocía este “pequeño” detalle el ministro Ábalos antes del anuncio que ha resultado ser un fracaso. Tenían prisa por hacernos creer que el gobierno del señor Sánchez llegaba dando satisfacciones a Jaén. Nos lo quisieron presentar como el inicio de un cambio, a mejor, en la política de mejora de comunicaciones por ferrocarril, que es el gran déficit de Jaén y su provincia. Pero nada más lejos de la realidad, al menos hasta hoy.

El ferrocarril es uno de los signos de mayor desprecio de todas las administraciones hacia Jaén, trenes que no responden a nuestras necesidades, impropios de este siglo, que se averían constantemente y obligan a los viajeros a trasladarse en autobús…Ni siquiera hablamos de la Alta Velocidad, con plazos inalcanzables para esta provincia. Lo que muchas veces nos preguntamos es que vista la situación del tren, y no solamente de él, ¿para qué queremos a los políticos que dicen representarnos? Porque el tren simboliza muy bien la forma actual de abandono hacia una provincia y sus ciudadanos. Se trata de uno de los más claros ejemplos del fracaso de una clase política que ha permitido que nos quedemos en la indigencia.

Al fin y al cabo es un comportamiento de siglos. La Real Sociedad Económica de Amigos del País ya pedía con dureza en el año 1878 a Queipo de Llano, entonces ministro de Fomento, buenas comunicaciones férreas para esta tierra. Ni antes ni ahora se han dado por aludidos los que deciden en Madrid. Y las administraciones central y también la autonómica han sido responsables de este agravio. Baste decir que Jaén ha sido la única capital de provincia que no ha disfrutado de un Talgo, que ha sido el medio para comunicar con la capital de España a todas las cabeceras de provincia, menos la nuestra. Al parecer nunca lo merecimos. ¿Hay mayor agravio?

En el fondo lo que más me duele es que aquí se creen que seguimos siendo ingenuos porque lo compramos casi todo, nos engañan como a chinos. Pues no, esta vez no. A ver si se toman en serio las comunicaciones por ferrocarril porque queremos más turismo, que la gente venga a Jaén como se traslada a cualquier otro lugar, dejando ya el mapa del tercermundismo, y parecer una provincia instalada en la modernidad, y el dichoso tren nos delata y nos llena de vergüenza. Como los políticos viajan en sus coches oficiales o en trenes AVE no se han dado todavía por aludidos. Estos políticos que juegan con nuestras ilusiones y nuestros intereses deberían saber que la eterna paciencia se agota. O eso al menos me gustaría creer…

 

Foto EFE: Carmen Montón en el momento de dar cuenta de su dimisión. 

Antonio Garrido
11 Septiembre 2018
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario