CRÓNICA DEL DÍA: DEBATE A CUATRO Y UNA CIUDAD, JAÉN, EN LA ENCRUCIJADA

ACOTACIONES

CRÓNICA DEL DÍA: DEBATE A CUATRO Y UNA CIUDAD, JAÉN, EN LA ENCRUCIJADA

He visto por dos veces, una en directo y otra en diferido, ya más despacio, para ir tomando notas, el debate a cuatro ofrecido por Canal Sur TV en Jaén, con los candidatos a la Alcaldía de la capital Javier Márquez (PP), Julio Millán (PSOE), María Cantos (Ciudadanos) y Lucía Real (Adelante Jaén, donde se integran Podemos e IU). Moderado por el periodista Francisco Javier Oliver, impecable en su labor para dirigir con maestría y profesionalidad la que va a ser una de las pocas ocasiones para ver a los aspirantes a la Alcaldía y conocer sus propuestas. En términos generales no puedo decir que me pareciera un debate de gran altura, estuvo en un tono medio aceptable, y se entiende por lo mucho que todos ponen en juego, unos más que otros, bien es cierto que en cada uno de los invitados hubo momentos en los que nos interesaron vivamente por la aportación de determinadas iniciativas novedosas, y cada cual tiene las suyas. El debate transcurrió con bastante normalidad, pese a lo cual los candidatos popular y socialista siguieron en su línea habitual de reproches, habida cuenta de que las dos formaciones han gobernado el Ayuntamiento y en algún momento apareció el socorrido “y tú más”, pero lo más sobresaliente es que hubo oportunidad de que confrontaran algunas de sus propuestas para Jaén. Por su parte María Cantos era la principal novedad porque es nueva en la plaza, al menos en el ámbito de la militancia política y en el papel de candidata, y tuvo mayores oportunidades de desenvolverse con frescura y con críticas veladas unas veces y otras directas a quienes responsabiliza, PSOE y PP, del actual estado de la ciudad. La cuarta persona era la cabeza de lista de Adelante Jaén, Lucía Real, que también hizo sus aportaciones por una ciudad mejor.

En resumen casi un debate de guante blanco y en el ámbito del respeto y de ofertar ideas para el Jaén del futuro, aunque en algún momento apareció la espada de Damocles de la ruinosa situación económica municipal que es freno para la mayoría de las iniciativas que se ponen sobre la mesa que, salvo que encuentren financiación debajo de las piedras, se quedarán en meros brindis al sol. Algo más hay que decir, he visto a cuatro personas apasionadas por Jaén y no me cabe la menor duda de que es así, y tengo la seguridad de que de este cuarteto saldrá el próximo alcalde o alcaldesa de la ciudad a partir del día 26, de acuerdo con el pronunciamiento de los jienenses en las urnas, aunque todos tenemos más que la sensación de que se va a producir una fragmentación del voto que requerirá acuerdos y diálogo para la gobernabilidad. Por último sabemos que con estas cuatro propuestas no se cierra el mapa de la representación electoral para los próximos comicios, hay trece candidaturas y mi idea es llegar a cada una de ellas para extraer lo más destacado de sus proyectos para una ciudad que está en malas condiciones pero que necesita de su próximo gobierno y pleno municipal para inyectarle un futuro que nos haga olvidar estos años de crisis y de precariedad en tantos aspectos, a pesar de la buena voluntad e incluso el buen hacer de algunas actuaciones políticas para evitar males mayores. Pasemos a recoger, uno a uno, la opinión de las personas que en este debate a cuatro han proyectado sus ilusiones como candidatos a la Alcaldía. Tres son abogados de profesión y la cuarta, Lucía Real, es funcionaria. Opciones para una ciudad, Jaén, que se encuentra en una encrucijada de la que en gran medida va a depender su futuro. Suerte a tod@s.

JAVIER MÁRQUEZ: FORTALECER LA CAPITALIDAD Y CONTINUAR CON LA MEJORA ECONÓMICA

El candidato del PP y actual alcalde, Javier Márquez, empezó señalando que la campaña se está desarrollando en buena lid. Pasando al contenido del debate, acusó al PSOE de haber arruinado al Ayuntamiento y a muchos medianos y pequeños empresarios. Puso énfasis en la labor realizada en los últimos años desde el punto de vista económico, y reconoció que a su llegada al cargo estuvo a punto de tirar la toalla por la situación que se encontró, pero que el concejal de Hacienda ha realizado un excelente trabajo que ahora hay que continuar, con determinados ajustes, sin subir impuestos y con mejores perspectivas de liquidez en el Ayuntamiento. Comentó que la propia situación económica ha impedido llegar a sitios donde estaba previsto, pero que no obstante en los últimos meses se han acometido diversas actuaciones. Respondiendo a algunas críticas, Márquez puso de relieve que el nivel de recaudación es del 90%, que ya se viene trabajando en la funcionarización y que no es verdad que el IBI se haya subido. También respondió a comentarios sobre el estudio de la OCU que sitúa a Jaén como la ciudad más sucia de España, y aquí se defendió aludiendo a las mejoras que se han ido incorporando en el servicio con esfuerzo, al tiempo que puso en entredicho el informe de la organización de consumidores porque, a su juicio, viene repitiendo lo mismo desde hace muchos años. Igualmente aludió al margen de mejora que existe en otros servicios, como en el de transporte público y respecto al tranvía espera que en un año aproximadamente pueda estar funcionando tras el acuerdo al que se ha llegado con la Junta para asumir el coste de la explotación en un 75-25%, Junta-Ayuntamiento, y cuando el sistema tranviario eche a andar tendrán que reestructurarse todos los servicios de transporte en la ciudad.

En otro orden de cosas valoró positivamente el estado del suelo en Jaén para la promoción de viviendas, y con respecto a los retrasos en las licencias de obras, lo justificó en que se trata de un problema estructural de muchos ayuntamientos, y entre otras medidas, anunció la digitalización del servicio de Urbanismo. Se detuvo en el fallido PGOU con una trayectoria que se empezó en el año 2005 y que el propio alcalde, como concejal del área, retomó en 2011, resaltando que se recibieron escasas colaboraciones, únicamente los colegios de Arquitectos y de Abogados. Aludió al EDUSI que contempla la rehabilitación de viviendas, dijo contar con la inversión para actuar en La Magdalena, tras la polémica suscitada con estos fondos, y se mostró firme partidario de la descatalogación de las viviendas de Las Protegidas, resaltando que la decisión en su día de la Junta para preservar esta manzana ha sido una gran hipoteca para los vecinos. Criticó a la Junta por haber actuado de espaldas a Jaén y, por ejemplo, no dedicar atención a los problemas del Polígono del Valle. Otro asunto en el que se detuvo fue el de la promoción turística, anunciando la apuesta por el turismo digital para conocer el perfil de los visitantes y poder potenciar sobre seguro la marca turística de Jaén.

Reivindicó su decisión de proseguir con la hoja de ruta por la peatonalización del centro de la ciudad, un hecho que consideró irreversible, y comentó con satisfacción que gracias a ello en Navidad pasaron por el corazón de Jaén más de medio millón de personas. También se mostró abierto a la posibilidad de que los taxis ocupen la plataforma del sistema tranviario para facilitar el mejor tránsito. De la misma manera estima que es una prioridad la regularización de las viviendas del extrarradio, anunció actuaciones para el verano en la línea de seguir haciendo una ciudad más amable y con respecto a la estación de autobuses situó su futuro como una locomotora en el centro. Se sinceró el actual alcalde al referir que se están acometiendo muchas obras pero los recursos son limitados y además en el plan de ajuste se plantean impedimentos legales, lo que no impide que si sigue al frente de la Alcaldía se seguirá desarrollando el proyecto de ciudad, y como propuestas planteó la del corredor verde Puente de la Sierra-Puente Jontoya-Jaén. Pasó casi de puntillas por la estación intermodal que demanda la ciudad, pero dejó claro que el Gobierno de España ya ha dicho que no va a soterrar en ningún sitio del territorio, y que la decisión de qué hacer ha de tomarse por el pleno del Ayuntamiento. En la recta final mostró su apuesta por la digitalización de la ciudad y del Ayuntamiento, por trabajar con el comercio para generar la fidelización de sus clientes, y seguir trabajando en materia de Asuntos Sociales. Al final, aunque en todo el debate estuvo planeando la idea, Javier Márquez ponía énfasis en el que sin duda es su mayor empeño, consolidar a Jaén en su papel de capitalidad y en la internacionalización, porque muchas de las ayudas vienen de fondos europeos y hay que ser conscientes de que hay que implicarse a fondo en esta proyección de la ciudad. Aprovechó para criticar a la Diputación, que a su juicio ignora la capitalidad de Jaén y le niega inversiones que le corresponderían. Se felicitó porque al fin haya acabado la confrontación con la Junta de Andalucía que ha sido tan perjudicial para Jaén y se mostró optimista en que se construya la Ciudad Sanitaria, que a partir de ahora los proyectos no se eternicen y abogó por más espacios verdes, sobre todo integrando los que ya existen. Finalizó diciendo que le da alegría que en esta hora de la ciudad haya gente que se quiera presentar para regir el Ayuntamiento, algo que hace unos años era impensable. Y es que a su juicio se ha ido transformando la ciudad en la medida en que las posibilidades lo han permitido. Aún le quedó un minuto de tiempo para mostrarse contento e ilusionado y para considerar que lleva “la mejor candidatura, con diferencia”.

JULIO MILLÁN: NECESIDAD DEL CAMBIO Y PLAN DESAFÍO 2030

El candidato socialista a la Alcaldía, Julio Millán, por su parte, recordó el que viene siendo el hilo conductor de su campaña, la necesidad que tiene la ciudad de un cambio, porque, dijo, “es verdad que tenemos problemas, pero también hay recursos y oportunidades”, llegando a la conclusión de que el PSOE no se va a conformar con el panorama actual. Se refirió en los primeros momentos a la situación de la deuda municipal y exculpó al gobierno local socialista en su momento de la responsabilidad de este gran agujero, porque en su opinión cuando el PSOE llegó al Ayuntamiento en 2007 se encontró con una deuda de 240 millones de euros, que este gobierno socialista elevó debido a la crisis hasta los 291 millones, pero siguió diciendo que en cinco años el PP colocó esa deuda en cerca de los 440 millones de euros. Contrariamente a lo que había señalado el alcalde, Millán refirió que en los últimos ocho años se han subido algunos impuestos y ofrece la alternativa de aprovechar bien los recursos de que se dispone y recaudar con mayor eficacia para elevar los ingresos. El candidato socialista sitúa al urbanismo como el motor de una ciudad y destacó que el retraso en la concesión de licencias ha causado serios perjuicios, incluso proyectos empresariales potentes se han visto afectados. Otro de los objetivos que persigue el candidato a la Alcaldía es la mejora y calidad de los servicios públicos. Se detuvo en el caso de la limpieza, destacando los años que ha estado la empresa FCC sin contrato y con respecto a la consideración de Jaén como la ciudad más sucia de España, lamentó que nos veamos en los medios de comunicación de todo el país por esta causa que daña el buen nombre y la imagen de Jaén.

Millán criticó también la gestión del agua y la subida del canon, que en su opinión la sitúa como el más costoso de Andalucía. A continuación se detuvo en una de sus propuestas estrella de esta campaña, la de ubicar en el antiguo Banco de España el Museo del Aceite y al tiempo que sea la sede de la Fundación del Olivar, defendiendo que para ser realmente Capital Mundial del Aceite de Oliva se necesita este tipo de referente. Acto seguido se preguntó cuándo se va a firmar el convenio sobre el tranvía y con respecto al transporte urbano lo consideró el peor de Andalucía, con contratos que se vienen renovando desde muy antiguo con la sorpresa de los jienenses que lo valoran muy negativamente. En materia de urbanismo se lamentó Millán de que Jaén ha perdido un tiempo precioso, porque había oportunidades de empleo, de importantes inversiones económicas y se ha actuado sin escuchar a los que entienden, los profesionales. De igual manera criticó la ausencia de un plan municipal de vivienda, para considerar una prioridad un plan de revitalización de viviendas en el casco antiguo y la actuación que reclama el barrio de La Magdalena. En términos generales, Julio Millán se fue refiriendo a los distintos barrios de Jaén, uno a uno, marcando sus carencias, se le notaba que tras las visitas a las diferentes zonas tenía muy frescos los datos. Con respecto a Las Protegidas recordó que la Junta propuso un acuerdo a cuatro bandas, con Estado, Ayuntamiento y vecinos, a lo que en su opinión se opuso la instancia municipal, y sobre el Polígono del Valle, que acaba de anunciar acciones de protesta para el día 22, defendió que se trata de un barrio abandonado por el Ayuntamiento y por el alcalde, que precisa de manera urgente de la actuación del Consistorio.

Se mostró partidario de la peatonalización, pero, indicó, no de cualquier manera, y se ha comprometido si accede a la Alcaldía, a atender las peticiones de las diferentes zonas, comerciantes del centro, etc. con lo cual habría que reiniciar el proceso. Eso sí, abogó porque tanto para la peatonalización como para determinados proyectos estratégicos debe existir consenso, en general para establecer el modelo de ciudad, resumiéndolo en la idea de que las oportunidades pueden sobreponerse a los muchos problemas. Otra propuesta a la que hizo referencia fue sobre los distribuidores, en concreto la conexión del Bulevar con Las Fuentezuelas. También actuar en la creación de empleo apoyándose en la Universidad, con la creación del Consejo Local de Universidad, para ir de la mano en muchos aspectos en lugar de no relacionarse, como enriende que ha ocurrido hasta ahora. 

Al referirse al problema económico del Ayuntamiento que va a impedir muchas actuaciones, se lamentó de que casos como Matinsreg hayan costado a la ciudad 4,4 millones de euros. Estableció acto seguido otros compromisos concretos: la declaración de la Catedral como Patrimonio de la Humanidad, la puesta en valor del yacimiento de Marroquíes Bajos y la ubicación en el casco antiguo del Museo de la Ciudad de Jaén, para enseñar mejor nuestro patrimonio. Reprochó al alcalde que no se hayan pedido más actuaciones con cargo al 1,5% cultural, considera una prioridad contar con la participación de los jóvenes, que son el futuro, y en este ámbito puso de relieve la tristeza por la pérdida en pocos años de 3.000 habitantes, a su juicio debido a la falta de oportunidades y a las malas expectativas económicas. También se detuvo en la necesidad de que Jaén se convierta en ciudad para el ocio, marcando el objetivo de convertir en Parque de Aventuras lo que en su día pudo ser parque acuático. En la misma línea de prioridades hizo referencia a la mejora de las infraestructuras deportivas.

Ya que el alcalde y candidato del PP le había advertido de que la situación económica no permitirá grandes alegrías en cuanto a poner en marcha muchos proyectos, Millán respondió que al menos hay que estar preparados y con las ideas claras en lo que él llama Desafío 2030, es decir, proyectos para cuando vaya existiendo la necesaria financiación. Se lamentó de que a Jaén no llegan trenes y hay que plantear la exigencia, gobierne quien gobierne. El objetivo es conectar Jaén y abrir oportunidades. En la recta final de su intervención pidió explicaciones sobre los 20 millones que la Junta debe invertir para la mejora de los hospitales jienenses e hizo defensa de la actuación de la Diputación, de la que dijo que financia muchas actividades de la ciudad, “y si no fuera por la Diputación todo sería peor”. Terminó como empezó, reivindicando el cambio, con el mensaje de que “sabemos lo que hay que hacer y queremos hacerlo posible”. Como despedida, recordó que esta del momento es la etapa final de un camino y de un trabajo de mucha gente y de tiempo, sintiendo el orgullo y la responsabilidad de representar a un partido con historia como es el PSOE.

MARÍA CANTOS: PARTICIPACIÓN CIUDADANA Y REVERTIR LA PEATONALIZACIÓN

A continuación le llegó el turno a la candidata a la Alcaldía por Ciudadanos, María Cantos Alcázar. La exdirigente vecinal empezó confesando su enorme ilusión acompañada en la candidatura por una serie de personas “que son todas ellas números 1”, con procedencia de la sociedad civil, que no han necesitado la política para vivir, y cada una de ellas con su preparación y experiencia en distintos ámbitos. Les une, dijo Cantos, la sensación de hartazgo de vivir en la ciudad más sucia de España, la más endeudada y olvidada, y con el objetivo, añadió, de cambiar el rumbo, desde el corazón mismo de Jaén. A continuación, tomando como referencia datos obtenidos del CES local, concretó la deuda municipal en 650 millones de euros, si bien lo grave es el déficit que estima de 35 millones al año, según los mismos datos, aunque aclaró que en época del PSOE dicho déficit llegaba a los 45 millones de euros. También comentó con respecto a la plantilla municipal que el mismo CES señala que el Consistorio funcionaría bien con 1000 o 1050 funcionarios frente a los 1500 existentes en la actualidad, y agregó que en época socialista se llegó a los 1.700. “No pensamos disminuir plantilla, pero sí tomar medidas”, aclaró la candidata. Dirigió su principal atención a los servicios públicos, tanto los realizados por trabajadores municipales como los que corren a cargo de empresas concesionarias y abogó por una distribución del personal de la mano de sindicatos y trabajadores, y en este mismo ámbito adelantó su propuesta de dar dignidad a Onda Jaén.

Refiriéndose a las concesionarios esgrimió el convencimiento de que no dan respuesta, ni en limpieza, ni en transporte público, ni en el servicio de agua, anunciando la creación de una oficina para fiscalizarlas, con más eficacia de la ahora existente, con la idea de revisar todos los convenios y los posibles incumplimientos, para, sin que tiemble el pulso, adoptar las medidas oportunas. Se detuvo asimismo en la recaudación, señalando que no se cobra adecuadamente y que siempre pagan los mismos, sugiriendo también que los impuestos estén adecuados a las situaciones de las personas y de las familias. Abogó por una gestión responsable, sensata y transparente para evitar situaciones que se han dado en el Ayuntamiento, y puso énfasis al señalar que con ellos en el Consistorio habrá tolerancia cero a la corrupción.

María Cantos afirmó seguidamente que hace más de un año ya dijo que el PGOU estaba muerto y que no se ha visto por ningún sitio el llamado plan B. En este sentido anunció que Ciudadanos promoverá un proyecto de PGOU que dé respuesta a los problemas de la ciudad y que no saque servicios fuera del radio de Jaén. Reivindica un plan integral de reforma del casco antiguo, poniendo de relieve que la Junta no ha hecho nada por llevarlo a cabo y ha tenido para ello 37 años. También ha demandado para Somuvisa la recuperación de su carácter social y ha comprometido la construcción de apartamentos para estudiantes en el casco antiguo, para contribuir a darle vida a esta zona de la ciudad. Con respecto a Las Protegidas también defiende su descatalogación, señalando que el urbanismo es un instrumento que puede dar mucha vida.

Uno de los aspectos más destacados de su programa es el de revertir la peatonalización de la ciudad, con la creación de una mesa en la que deben sentarse los directamente afectados como transportistas, vecinos, comerciantes, etc., estableciendo medidas a corto, medio y largo plazo, con la prioridad de establecer el acceso para las personas. Por otro lado matizó que el eje vertebrador para Ciudadanos es el tranvía y potenciar el transporte público, con la posibilidad de que en el plan de movilidad que se establezca se pueda compartir la plataforma del sistema tranviario. Acto seguido comentó que sin embargo el mayor problema de Jaén, con diferencia, es el desempleo y en tal sentido anunció el apoyo expreso a los emprendedores y empresarios, con licencias ágiles, gestión del transporte y una oficina para captar inversiones, en definitiva no permitir que el dinero salga de Jaén por falta de apoyo a las iniciativas emprendedoras. En el mismo ámbito situó la modernización de los polígonos industriales y otro objetivo a perseguir con respecto al comercio es garantizar el equilibrio entre las grandes superficies y el comercio de la ciudad.

Otro aspecto sobresaliente del programa que propone María Cantos, como parece que no puede ser de otra manera por su trayectoria, es la participación ciudadana. “La participación ciudadana –indicó- la llevamos en el ADN”, al pertenecer la mayoría de los miembros de la candidatura a movimientos asociativos de diferente naturaleza. Persigue la candidata de Ciudadanos crear mesas en las áreas municipales, retomar el anterior reglamento de Participación Ciudadana, la creación en los barrios de cuadrillas para el mantenimiento y la conservación y, con todo ello, actuar con la micropolítica, de la que a su juicio tanta publicidad le dio el Ayuntamiento del PP, pero que en su opinión no se ha llevado a cabo. Otras iniciativas del programa electoral son escuchar mucho a los vecinos, crear microcomisarías por barrios para mejorar la seguridad ciudadana, y con respecto al patrimonio natural, crear un centro de interpretación del Cerro de Santa Catalina, además de establecer en el ferial un aparcamiento de autobuses y lanzaderas para trasladar al centro de la población. Ciudadanos no se plantea sacar la estación de autobuses del centro y en el caso de que se haga la estación intermodal propondría que estuvieran juntas, en tanto que la actual estación de autobuses tendría que convertirse en un motor comercial.

En la recta final, María Cantos volvió a plantear la necesidad de establecer un pacto de ciudad, de mínimos, para ser generosos y sacar a Jaén hacia adelante, ya que, según manifestó, Jaén está tocada y si se le abandona puede acabar hundiéndose, y esto su grupo no lo va a permitir. Propuso una retahíla de proyectos que se han hecho esperar, desde el tranvía hasta el centro social de Santa Isabel, pasando por la escuela de idiomas, el conservatorio…y comprometió que con Ciudadanos en el Ayuntamiento cada proyecto tendrá fecha de inicio y de inauguración. Para terminar lo hizo con un hipotético número, que pensaba que podría ser un teléfono, incluso el suyo propio. Pero no. El 650 45 35 26, quería decir 650 millones de deuda, 45 millones de déficit con el PSOE, 35 millones de déficit con el PP en los últimos años, y el 26 es la fecha de este mismo mes en que se celebrarán las elecciones municipales “y se puede cambiar el rumbo, sobre todo pensando en el Jaén que dejamos a nuestros hijos”. En el minuto de oro recordó Cantos que son sus primeras elecciones, que con su equipo va a ellas con un gran cargamento de ilusión y de esperanza. “Es el momento y lo vamos a dar todo”, concluyó María Cantos.

LUCÍA REAL: APUESTA POR MUNICIPALIZAR SERVICIOS

Por su parte la candidata de Adelante Jaén, que agrupa a Podemos e Izquierda Unida, se refirió a la necesidad de que Jaén cuente como uno más de los ayuntamientos del cambio, señalando que también en nuestra ciudad las clases populares han pagado el pato de la crisis, en tanto que los ayuntamientos del cambio, dijo, no han robado y han gestionado de manera adecuada. Se lamentó que las diferentes corporaciones municipales en los últimos veinte años han aumentado la deuda de una manera brutal y desproporcionada, y que se va a necesitar para resolver este gravísimo problema la ayuda de la Junta y de la Administración central, sobre todo la primera que le debe mucho dinero a Jaén. Se preguntó acto seguido cómo es tan elevada la deuda y sin embargo no existe correspondencia con actuaciones que se hayan hecho en la ciudad y sean visibles. Por otro lado anunció con toda claridad que una de las apuestas de su formación política es la de municipalizar servicios, también que los tributos locales sean progresivos, que pague más el que más tiene.

Se refirió Lucía Real a continuación a otro objetivo irrenunciable como es el de mejorar la transparencia de la gestión, con paredes de cristal y cuentas claras. Criticó el que considera pésimo servicio público de transporte, cada vez peor, siguió diciendo, y en otro orden de cosas defiende que en Jaén no hacen falta promociones de viviendas porque hay más de 9.000 viviendas vacías o infravivienda. Una prioridad absoluta de Adelante Jaén es la revitalización del casco antiguo, la parte más emblemática de la ciudad, y defendió que se le hagan a Jaén las inversiones que han sido anunciadas, como Santo Domingo, Marroquíes Bajos, Ciudad de la Justicia, etc. La candidata también quiso dejar claro que los problemas de Jaén son muchos, pero el principal es el empleo, denunciando que si Jaén ha perdido población ha sido por las escasas perspectivas de trabajo. Puso como ejemplo el vacío polígono industrial, sugiriendo que se dé cabida en él al sector agrario creando un centro logístico de la agricultura. Anunció también su apoyo para aumentar las posibilidades turísticas de Jaén y en otro orden manifestó que serán bienvenidas todas las empresas que vengan a Jaén, pero han de comprometerse a crear empleos dignos. Otra de las aspiraciones es mantener viva una ciudad compacta, abierta, accesible, nunca de espaldas al comercio y a los vecinos.

Otro de los objetivos irrenunciables es impedir que salgan de la ciudad ni la estación de autobuses ni la del tren, incluso reivindicó el soterramiento de las vías como se ha hecho en otros lugares y Jaén tiene el mismo derecho, en su criterio sacar las infraestructuras de Jaén es hacer una llamada a la especulación como tantas veces ha ocurrido. Volvió a preguntarse cómo tiene Jaén una deuda tan grande con todo lo que le falta, y a continuación comprometió atención permanente a los barrios y distritos y presupuestos participativos. También abogó por una ciudad verde, con árboles para dar sombra y la utilización de materiales adecuados para los acerados y las plazas. Lamentó que cuando llegan las elecciones se prometen muchas cosas, pero a la hora de la verdad no se hace nada.

Lucía Real tuvo en la última fase de su intervención un recuerdo emotivo para personas a las que identificó, María, Lola, Teresa, Luis, Juan…que de manera desinteresada luchan por los demás en diferentes ámbitos. La candidata defendió su lista al Ayuntamiento y dijo que es hora de que Jaén tenga futuro y no se le engañe. Para concluir dejó claro que detrás de Jaén Adelante hay muchas personas, es un proyecto de grupo “y nos vamos a dejar la piel”.

 Foto: Un momento del debate a cuatro ofrecido por Canal Sur TV en su centro territorial de Jaén, con la presentación y moderación a cargo del periodista Francisco Javier Oliver. (CANAL SUR JAÉN).

Antonio Garrido
16 Mayo 2019
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario