LA ÚNICA SALIDA AIROSA PARA EL GOBIERNO LOCAL: RESTABLECER CON URGENCIA EL SERVICIO DE ONDA JAÉN

ACOTACIONES

LA ÚNICA SALIDA AIROSA PARA EL GOBIERNO LOCAL: RESTABLECER CON URGENCIA EL SERVICIO DE ONDA JAÉN

No nos ha sorprendido en absoluto el pronunciamiento de la Delegación Provincial de Empleo de la Junta al rechazar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la radiotelevisión municipal Onda Jaén. La decisión de la autoridad laboral se basa en un informe de la Inspección de Trabajo que asegura tajante que “no existe causa de fuerza mayor para el despido”. Los trabajadores han acogido esta noticia con satisfacción porque en los últimos meses, tras el incendio de agosto, han sido objeto de una persecución  por parte de los responsables del Consistorio que a toda costa han hecho lo posible y lo imposible para salirse con la suya y cerrar el medio, que así es como en este momento se encuentra. Ya recordarán que fracasó el primer intento de promover un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), en este caso porque una administración pública no puede acogerse a esta figura.

Lo extraño es que tantos asesores internos y externos, y algunos con buenas minutas de por medio, no cayeran en la cuenta y tampoco ahora hayan dado al alcalde y su concejal de Personal alternativas por si les fallaba su hoja de ruta, que es lo que ha ocurrido, han fracasado estrepitosamente y cada vez tienen más complicado llevar a cabo sus oscuros planes. Ahora puede que utilicen el argumento de que como la Junta es de otro color político se ha puesto en contra de sus pretensiones, pero la respuesta es bien sencilla, ahí está Ciudadanos, que además tiene responsabilidad directa en la Consejería que acaba de pronunciarse y a la que la instancia municipal puede recurrir. Por otro lado sería peligroso poner en duda el trabajo de la Inspección de Trabajo porque no nos guste el informe emitido.

Este nuevo revés tan significativo ha hecho reaccionar a algunos de los grupos políticos del Ayuntamiento. El equipo de gobierno, no PSOE ni Ciudadanos, ha dado a conocer que estudiará “detenidamente” la posibilidad de recurrir el rechazo al ERE y parece mantenerse en sus trece sobre la causa de fuerza mayor, y se justifica, además, en que “existe un desencadenante claro de la situación, que es el  incendio de las instalaciones”, argumento difícil de asumir porque desde el primer minuto parece que estaban esperando a que ocurriera el lamentable accidente para empezar a llevar a cabo sus proyectos de cierre de la radiotelevisión municipal, este tipo de decisiones no se improvisan y al menos el PSOE no lo ha hecho. Además todavía no se han aclarado las circunstancias ni la autoría del incendio, algo que me parece vergonzoso e inexplicable, y lo repetiré hasta la saciedad, porque en su caso podría aportar información más precisa sobre este despropósito.

El Partido Popular ha exigido al alcalde, tras conocer el pronunciamiento de Empleo, que “cese en la persecución” de la plantilla de Onda Jaén y ponga en marcha el servicio. Muy contundente ha sido el grupo municipal de Adelante Jaén, que demanda del alcalde que lleve al pleno de mañana, martes, como asunto de urgencia, la reversión del cierre de la radiotelevisión municipal, y ha dicho la portavoz, Lucía Real, que “es el momento de replantearse al futuro de este servicio público y buscar la fórmula adecuada para su recuperación”. Los trabajadores, por su parte, lamentan que el gobierno local de PSOE y Cs "insistan en cometer ilegalidades para dar una solución al problema surgido en la emisora tras el incendio".

La pregunta que muchos nos venimos haciendo a lo largo del día es esta: ¿y ahora, qué? Se le van cerrando las opciones para actuar a un equipo de gobierno cegado por llevar a término su plan establecido. Analizando las posibles salidas no veo otra mejor en este momento que el restablecimiento con la mayor urgencia que sea posible del servicio de Onda Jaén, eso sí, y me parece razonable, con una estructura adecuada en medios, también de personal, y el resto de los trabajadores tendrían que ser reubicados en dependencias municipales tal y como se había puesto sobre la mesa. En este asunto tendrían que ceder las dos partes, pero tendría que ser el camino a seguir, porque es difícil, casi imposible, encontrar otro. La propia plantilla presentó en su momento vías de solución que ni siquiera han sido estudiadas. El resto de opciones acarrean más dificultades, por ejemplo, judicializar el conflicto y esperar a que cuando sea llegue una sentencia, mientras tanto siguen percibiendo sus salarios los trabajadores, como es lógico, y el Ayuntamiento mantiene esa sangría sin beneficiarse de un capital humano que podría estar cumpliendo con la misión que tienen encomendada de servicio público.

Creo que la salida está en las manos del grupo de Ciudadanos, para ello solo tendría que ser coherente y proponer y exigir a su socio de gobierno, el PSOE, llevar a cabo el plan que la propia María Cantos defendió durante la campaña, ni más, ni menos. Redimensionar el medio con criterios profesionales, fortalecerlo y hacer que se convierta en un garante de servicio público de calidad, que pueda convivir como ha ocurrido en ocasiones anteriores, con otras televisiones que existan en la ciudad, como va a ser el caso, porque no se trata de poner puertas al campo. Nunca sobra un medio de comunicación, pero una televisión municipal debe tener un sello propio, un distintivo.

Estos más de cinco meses desde que se produjo el incendio han sido duros y difíciles. Entiendo que no ha debido ser sencillo para el alcalde y sus colaboradores afrontar esta situación en la que tal vez esperaban menor ruido ciudadano, pero más doloroso ha sido el sufrimiento de los 45 trabajadores afectados y sus familias por el maltrato al que se les ha sometido, y todo por la actitud cerril de perseguir un objetivo a toda costa y con errores de planteamiento, porque desde el primer día este asunto de la tele municipal se ha gestionado muy mal y la prueba es que a día de hoy se encuentran sus ideólogos y asesores varios en un callejón sin salida en el que lo único que se les ocurre decir es que estudiarán “detenidamente” si recurren. Hay ocasiones en la vida en que merece la pena desandar el camino recorrido y reconocer el error, en vez de mantenerse firme en la revancha y cuando va sumando el descrédito político a pasos agigantados.

Por cierto, si el cierre de Onda Jaén es una estrategia de partido, del PSOE, en el que ha hecho comulgar con ruedas de molino a Ciudadanos, supongo que por su bisoñez política, se trataría de convencer a los dirigentes de que es imposible culminar con éxito esta aventura, que unas veces se gana y otras se aprende. Me gustaría poder sintonizar pronto Onda Jaén, y no tengo ningún interés extraño en ello, simplemente creo en los medios públicos, eso sí, bien gestionados y con altura de miras en el ámbito profesional, para no ocurrir como hasta ahora que unos y otros pretendieron convertir a Onda Jaén, contra el criterio de la mayoría de sus profesionales, en el altavoz de sus intereses partidistas, moneda corriente en tantos lugares, a la que por desgracia estamos bien acostumbrados. Eso es justamente lo que no quiero ni como profesional ni como jienense. En fin, que me da alegría que no sea tan sencillo para los que mandan en el Ayuntamiento salirse con la suya y que por esta razón considero que los defensores de Onda Jaén, sobre todos las víctimas de esta injusticia, vean que se ganan pequeñas batallas y que no todo está perdido, la esperanza hay que mantenerla hasta el final.

 

 

  

Antonio Garrido
20 Enero 2020
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario