CRÓNICAS DE CANÍCULA (X): ¿Nos conformamos con registrar en pleno verano 975 parados menos?

ACOTACIONES

CRÓNICAS DE CANÍCULA (X): ¿Nos conformamos con registrar en pleno verano 975 parados menos?

UN LEVE RESPIRO.-Los datos del paro registrado correspondientes al mes de junio nos acaban de dar una buena noticia, Jaén se suma a la tendencia generalizada en todo el país y en nuestra comunidad andaluza y ha bajado el número de parados, no es que sean muchas 975 personas, pero ya sería importante rebajar aunque fuera una a una, sobre todo si esto quisiera decir que hay un indicador evidente de que estamos en el camino de no seguir destruyendo empleo. Además la situación se mantiene sensiblemente igual o parecida al año anterior, que tal como están las cosas es para celebrarlo, porque esta situación, lo sabemos por experiencia, es susceptible de empeorar.

Por tanto nos felicitamos todos por las buenas cifras, que por otra parte cumplen las expectativas en el mes de junio, sobre todo teniendo en cuenta que el más beneficiado es el sector servicios, tan directamente ligado a la estacionalidad. De todas maneras como hay políticos que aprovechan para sacar pecho no tenemos inconveniente en trasladar la enhorabuena a todos, desde Rajoy para abajo, porque lo mismo que no tienen reparos en hablar cuando las estadísticas dan un respiro, deberían ser igual de diligentes cuando el panorama pinta mal, como ha ocurrido en la mayor parte del año.

En momentos así, de una menor urgencia, aunque los parados de este país y de esta provincia pesan como una enorme losa, es cuando hay que diseñar estrategias para luchar contra este terrible aliado de la difícil coyuntura del mercado laboral de la provincia y enemigo de la bonanza económica, convencidos de que cuando el paro se suavice habrán empezado de verdad los famosos brotes que sólo los privilegiados ven, sobre todo en sus casas. Es hora de poner los medios porque la realidad es bastante tozuda, Jaén sigue siendo de las provincias españolas con peores pronósticos de paro y sería suicida conformarse con tan poco.

PÁNICO SÓLO PENSAR EN EL “ÉBOLA DEL OLIVAR”.-Supongo que la mayoría conoce la preocupación existente en el sector olivarero, y en los relacionados con otras producciones del campo, por la existencia del llamado “Ébola del olivar”, que es exactamente la bacteria conocida como “Xilella fastidiosa”, es de suponer que por el fastidio y los efectos devastadores que ha producido en las zonas ajenas a España, donde hasta ahora se han notado sus nefastas consecuencias. Pero la “Xilella” está cerca de nosotros, concretamente ha llegado a Alicante y la preocupación está cundiendo en todo el sector olivarero español y por supuesto de la provincia de Jaén, donde al ser la principal productora del mundo, si se acercara a nosotros este peligro sería letal.

Las autoridades y concretamente los servicios de Sanidad Vegetal, están alerta en todas las comunidades de España y por supuesto en la nuestra donde el olivo tiene tanta significación. Este cultivo candidato a ser considerado Patrimonio de la Humanidad, se encuentra en peligro, y no lo digo para causar alarma sino para que se enciendan todas las luces de emergencia y defendamos uno de los patrimonios más grandes que tenemos, si no el que más, nuestro inmenso mar de olivos. No queremos ni pensar en que este bichito pudiera amargarnos la vida en una tierra que mima su riqueza olivarera.

PD.-Xylella fastidiosa es una bacteria fitopatógena, de la clase proteobacteria con gran potencial de daño económico. Ataca sin curación en la actualidad a diversas plantas de utilidad económica como la vid, el olivo, el almendro, el ciruelo, el melocotón y el limonero, así como otros que no producen frutos, como el laurel. La EFSA (Highlights 31 March 2016) informa que la cepa Apulian (aislada en el sur de Italia) ataca los olivos pero, al parecer, los cítricos, vides y encinas son resistentes.

Es complicado aislar y cultivar la bacteria en el laboratorio, de donde deriva el adjetivo de fastidiosa.

Los vectores o agentes transmisores de la enfermedad son insectos que se alimentan del floema de las plantas. Una vez que el vector pique y chupe en una planta infectada, adquiere la bacteria que permanece en las estructuras de alimentación del insecto y lo transmitirá a la siguiente planta que pique para nutrirse.

Originaria del norte de California, donde se descubrió hacia final del Siglo XIX, hasta la fecha no existe ningún antídoto que sea eficaz. En 1889, el Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA) encargó al patólogo y botánico Newton B. Pierce que investigara la enfermedad de las vides del valle de Santa Ana, hoy condado de Orange. Pierce concluyó el estudio sin encontrar la verdadera causa, y la plaga no volvió a estudiarse durante más de 50 años; si bien conservó el nombre de su estudioso, llamándose la enfermedad de Pierce (Pierce's Disease). Se estima que sólo en la viticultura de California esta plaga causa daños por valor de 104 millones de dólares al año.

Desde que se detectó en el olivar del sur de Italia (Pulla) en 2013, la propagación de la plaga en esa plantación ha sido muy veloz. En 2015 hay millones de olivos afectados y 230 000 hectáreas. A finales de 2016 se detecta la bacteria en las Islas Baleares (España). Los biólogos critican que la propagación es por falta de control. A final de junio de 2017 se hace pública la detección por primera vez en la península ibérica, en la provincia de Alicante.

Se están desarrollando varias líneas de investigación como la implantación en variedades de especies leñosas resistentes. Se propone, como ocurre en la actualidad en Francia e Italia, actuar erradicando y quemando las plantas contaminadas y sellando la zona. No obstante, como la bacteria se transmite por la picadura de insectos chupadores es difícil aislar la infección y evitar que se propague. 

UBEDA-BAEZA, 14 AÑOS PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD.-Parece que fue ayer y ya han pasado 14 años del 3 de julio de 2003 cuando las ciudades de Úbeda y Baeza fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad. El secreto de las dos maravillosas ciudades es que en ningún momento se vinieron abajo en su sueño. La Unesco le negó en una primera ocasión, le puso pegas, pero lejos de amilanarse, un equipo competente, con Pedro Galera como impulsor del expediente, lograron volver a ilusionar a las dos poblaciones y a la segunda oportunidad consiguieron el propósito porque lejos de desfallecer, no faltó el impulso, el ánimo, la ilusión.

En este tipo de objetivos tan importantes, y es en lo que debiera tomar nota la capital, hay que tener claro que no se pueden tener en cuenta las adversidades, porque cuando no hay fe en un objetivo, sin el apoyo de un clamor popular, cualquier proyecto está condenado al fracaso.

Por tanto mi enhorabuena a las queridas ciudades de Úbeda y Baeza, Baeza y Úbeda, porque están disfrutando de las mieles del éxito. Cierto es que las dos merecían el reconocimiento de que fueron objeto por ser emblemas del Renacimiento, pero han sabido durante todos estos años mantener con dignidad los títulos de que fueron dotadas, Patrimonio de la Humanidad, que han confirmado plenamente durante todos estos años. Ahora no hay más que darse una vuelta por cualquiera de las dos espectaculares poblaciones monumentales para observar los cambios que se han experimentado y el orgullo que tienen sus moradores y toda la provincia, que sentimos envidia sana de un proceso ejemplar. En estos días se celebran fastos, en efecto hay un antes y un después del 3 de julio de 2003, han aumentado los visitantes de manera exponencial y el tradicional señorío de los dos pueblos de La Loma se ha tornado ya en excelencia.   

LA CULTURA Y EL OCIO CUENTAN EN EL VERANO DE JAÉN.-La capital se puede sumar con todos los honores a la oferta de Jaén en julio, y en agosto. De un absoluto páramo se ha pasado a una atractiva oferta, buen síntoma si el camino iniciado no tiene retorno. Algo se está moviendo en la ciudad de Jaén en relación con la cultura y el ocio. Nos hemos quejado toda la vida de que nuestra capital llegado el verano se convertía en un desierto, los jienenses no tenían otra oferta diferente a buscar el refugio de los Puentes para tratar de apaciguar los calores del estío. Pero de un tiempo a esta parte, esta situación está cambiando y se configura una programación bastante sólida para que se empiece a hablar razonablemente de la posibilidad de “vender” la nueva situación como un atractivo de cara al turismo o para atraer a los propios jienenses que viajaban tradicionalmente a otros lugares buscando ambiente y actividades a las que acudir.

En los últimos meses se ha demostrado mediante iniciativas públicas y privadas que cuando hay ideas de interés se produce una respuesta más que aceptable. Lo hemos visto a través de Jaén Genuino promovido por el diario gratuito Viva Jaén, o más recientemente con la Noche en Blanco, que han sido grandes experiencias para llamar la atención y poner de manifiesto que en la ciudad lo que ha faltado hasta este momento, es un empeño decidido por estar a la altura de las circunstancias, como ocurre en otras poblaciones. Se han dado cuenta de este potencial los jienenses, pero igualmente han tomado nota las autoridades y las administraciones, que en cierto modo han quedado al descubierto y hasta ellas mismas se han sorprendido de lo que puede hacer Jaén si se le responde con una apuesta de ocio y cultura como la que por fortuna está llegando.

La situación en este momento es muy satisfactoria. La Diputación desarrolla una programación muy ambiciosa con lo que ha venido en llamar Noches de Palacio, antes colaboró activamente en dotar de actividades al casco antiguo en solitario o colaborando con colectivos como es el caso de Iuventa, que ha celebrado el Día del Lagarto de La Magdalena, con diversos actos. Hay que añadirle la presencia del Folk del Mundo el próximo fin de semana, las Jornadas Medievales, las fiestas que se van sucediendo en los barrios durante los fines de semana, las diferentes actividades que programa el Ayuntamiento y que tienen continuidad, las veladas de Teatro Clásico igualmente en el Castillo denominadas “Si las piedras hablasen”, igualmente de Jaén Genuino; la programación cultural y de ocio que organizan otras entidades, igualmente con el respaldo municipal…y son solamente los ejemplos más destacados, porque aparte hay más iniciativas para llevar conciertos a diferentes escenarios emblemáticos de la ciudad, como el Parque del Bulevar.

En fin, que tenemos que felicitarnos por este nuevo escenario para la cultura y el ocio en la ciudad, de un absoluto páramo se ha pasado a una población con una gran inquietud en la que se multiplica la oferta hasta el punto de que se produce una sensación desconocida pero, desde luego muy agradable y que representa un extraordinario síntoma si el camino iniciado no tiene retorno. Enhorabuena a tanta gente como lo hace posible.

27 CONCEJALES POR JAÉN

Para finalizar les dejo un comentario que hice y publiqué el año pasado en esta misma fecha. En aquel momento se decidía dejar el presupuesto de 2016 sobre la mesa para su prórroga e iniciar los trabajos de cara al de 2017. Estábamos en la creencia de que se abría un nuevo tiempo en el que toda la Corporación se ponía a trabajar con un solo objetivo, ir poniendo remedio a la asfixia financiera. Un tanto ingenuamente pensé que había llegado la hora de las soluciones y que se iban a dejar los discursos políticos para pasar a lo verdaderamente importante, salir al rescate de Jaén. Un año después, y por eso lo traigo a colación, no cabe duda de que estaba equivocado. Lamentablemente es así. Si les apetece lean y hagan el recordatorio de un año que en realidad en muchos aspectos me parece perdido porque no ha funcionado para lo esencial la unidad en el empeño de la Corporación en pleno.

 

“Me parece muy bien la decisión que se ha tomado en el Ayuntamiento de frenar los trabajos de elaboración del presupuesto municipal de este año, con la idea de prorrogar el del presente ejercicio y poner todos los recursos y la energía en preparar unas cuentas para 2017  que permitan encontrar la puerta de salida a la situación actual de asfixia financiera gravísima que padece el Consistorio.

Me imagino que el primero que se ha de sentir aliviado es el concejal responsable de Hacienda, Manuel Bonilla, que lleva meses tratando de hacer un trabajo que se ha manifestado harto difícil, más aún con un gobierno de la nación en funciones, que impide tener marco de referencia e interlocutores con los que discutir sobre aspectos en los que será necesaria la ayuda, y no solo ésta, también de otras administraciones como la Junta, que tiene que sentirse concernida por los problemas de esta ciudad de una vez por todas, cuando la señora Díaz deje de obsesionarse por la política partidista y se ocupe de las necesidades reales de los jienenses, que aunque a veces no lo parezca también somos andaluces con derechos, y los gobiernos han de acudir a la mayor necesidad, en este caso a lanzar un bote salvavidas a un Ayuntamiento en serios apuros que para salir a flote cualquier colaboración es poca.

En la reunión de hace unos días previa al pleno, donde se sentaron las bases de una hoja de ruta que permita el consenso, todos a una, en busca del acuerdo y las soluciones, fue donde parece que se decidió que a estas alturas del año ya no merece la pena dedicar más tiempo a un presupuesto con dificultades para cuadrar partidas, de manera que tendría que resultar bastante irreal y no dar respuesta a lo que esta ciudad necesita en este momento tan delicado y crucial.

Lo que hace falta ahora es que se produzca lo que debió iniciarse hace meses, cuando se constituyó el Ayuntamiento, tal como se anunció repetidamente y no se hizo, y es una puesta en común con el interés general de la ciudad como gran objetivo. No hay cuatro grupos políticos, sino 27 concejales dispuestos a prestar un servicio a la capital. Hay que anotar en este aspecto la generosidad de todos y las aportaciones que cada uno de los grupos, PSOE, JeC y no adscritos, han venido haciendo en los plenos y en las comparecencias públicas, tratando de arrimar el hombro.

Como grupo mayoritario de la oposición valoramos que el PSOE, que ya ha tenido responsabilidades de gobierno y que está haciendo en general una buena oposición, como los otros dos grupos, justo es subrayarlo, ha asumido un papel de lealtad institucional, que es el que corresponde, pero se ha dado cuenta de ello, y puede ser provechoso para construir este proyecto novedoso, si nos atenemos a la historia más reciente de la vida municipal, para al menos intentar reducir la tensión económica, con fórmulas que posibiliten el funcionamiento de la maquinaria institucional y al mismo tiempo la estabilidad del empleo, y el cobro de las nóminas que ahora han estado en evidente riesgo.

Creo que este es el camino, las soluciones no son sencillas porque la magnitud del problema es considerable, se arrastra una deuda escalofriante y no se esperan milagros, pero los problemas por complejos que sean deben tener solución, salvo los que no lo tienen y no merece la pena siquiera intentarlo. En este caso sí creemos en el principio de que a grandes males se deben imponer grandes remedios. El hecho de que los cuatro grupos municipales se unan para ser 27 corporativos en busca de un fin común me produce una sensación positiva y espero y deseo que algún día no muy lejano podamos felicitar a toda la Corporación, por haber sido capaz de dar a luz un presupuesto para 2017 adecuado a una nueva situación económica, absolutamente real y no ficticio como a veces ha ocurrido, y que permita al fin hacer ciudad con más medios y con un panorama diferente, donde los problemas de la gente y el progreso de Jaén sean las verdaderas prioridades en lugar de que el alcalde y con él los que tienen en sus manos las decisiones corporativas, tengan noches de insomnio porque no sean capaces de ver la luz al final del túnel.

Es tristemente célebre el dicho que se atribuye a Franco de “Jaén me quita el sueño”, pero que en nada se veía reflejado en actuaciones para sacar a esta tierra del pozo en el que siempre estuvo a pesar de los planes que después otros han intentado copiar. Queremos por el contrario que los políticos que nos representan puedan dormir a pierna suelta porque han sido capaces de cumplir con su obligación y consiguen estar, que ya parece que va siendo hora, a la altura de las circunstancias. Por tanto sí, que se aparque el presupuesto de 2016 y se pongan a trabajar hasta el final dejándose los protagonismos y las exclusiones, pensando en los casi 115.000 jienenses y en que esta ciudad tiene que dejar de dar la nota para abrir expectativas de esperanza, que no haya que cerrar el Ayuntamiento, como gráficamente algunos concejales han comentado, sino que se renueve el crédito en la institución municipal que hace tiempo que está desaparecido”.

 

 

 

 

 

 

 

Antonio Garrido
4 Julio 2017
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario