El aeropuerto de Jaén

Miguel J. Segovia

22 Noviembre 2016

   Hace unos días aterrizaba en el aeropuerto de Granada procedente de Canarias vía Madrid, y mientras esperaba la salida de la maleta contemplaba los carteles publicitarios instalados en las salas de dicho aeropuerto. Recordaba viejos tiempos políticos, pero actuales por desgracia. Todas las infografías vendían las grandezas de Granada, que son muchas, monumentos, nieve, playas…y sólo uno se refería a Jaén a través de la Diputación Provincial, con su ya famoso por muchos motivos “Jaén paraíso interior”.

   La dirección del aeropuerto se ha encargado muy bien de recordarles a los pasajeros que llegan que están en Granada, lo que hay que ver y hacer en Granada, de Jaén apenas nada. También recordaba al hoy investigado Gaspar Zarrias cuando hace unos años, junto a su amplia corte celestial, política y mediática, se encargaban de vendernos la burra de “Que Jaén contaba con aeropuerto” y se esforzaban con amplias páginas de publicidad en hacernos tragar el sapo.

   Creían que con el simple cambio en la denominación del aeropuerto granadino, que pasó a llamarse Federico García Lorca Granada-Jaén, los giennenses tenían terminal y Federico. Otra mentira más, de las muchas que dijeron el Sr. Zarrías y la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, “Maleni” para los amigos, y hoy en día muy bien remunerada por sus servicios a la causa.

   El aeropuerto que el PSOE ensalzaba como propio está situado en la provincia de Granada y a más de un centenar de kilómetros de la capital jiennense, cuyos vecinos saben que para desplazarse a Madrid es mejor recurrir a la dirección asistida de su vehículo que al piloto automático. En coche el trayecto Madrid-Jaén se realiza en apenas 3 horas. La opción de la cabina, implica sumar al tiempo que se tarda en llegar a Granada (50 minutos), el de espera (1,30 horas), recogida de maletas (45 minutos), traslado a Jaén (1 hora)…lo que se aproxima a más de 5 horas.

   De haber triunfado el intento, ésta sería la hora en la que los jiennenses disfrutarían también como propios del AVE de Córdoba, del Puerto de Mar de Motril y de la magnífica estación de Sierra Nevada.

   Esta vez le falló la estrategia al PSOE. Jaén, tan necesitada de todo, es ciudad fácil para las promesas, por lo que las administraciones públicas deberían de haber anunciado la construcción de un aeropuerto en miniatura en lugar de aprovechar el existente en la provincia hermana. La acreditada eficacia de la propaganda socialista se ha revelado insuficiente para convencer a una población que le ha dado la espalda, con escepticismo e ironía, al proyecto más barato de la historia de las infraestructuras. Con dos o tres cartelillos y unas cuantas páginas de publicidad en los periódicos locales va que arde. 

   Ni los jiennenses acuden al aeropuerto, a pesar de que intentaron un simulacro de lanzadera, ni tampoco ha servido para atraer el turismo, que, según las previsiones socialistas, vendría en masa. Se nos vendió que disponer de aeropuerto situaría a Jaén en los circuitos internacionales donde se venden las octavas maravillas, los lugares con encanto y los marcos incomparables. Llegaron a instalar paneles de señalización del aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén en diferentes puntos de la capital jiennense, así como en la autovía A-316. ¿Se imaginan Vds. que el PP colocara en la Plaza de las Batallas un cartel anunciado la dirección del aeropuerto de GRANADA-Jaén?.

   Les propongo que, en el mismo cartel anunciador, nos indiquen la dirección de la Estación del AVE Córdoba-Jaén y el puerto de Mar Motril-Jaén, y así ya tenemos de todo en nuestra ciudad. Mentira tras mentira y todos callados, eso sí, con sueldos duplicados y abundantes páginas de publicidad. 

 

Compartir esta publicación