Desidia y envidia

Miguel J. Segovia

22 Noviembre 2016

19/10/2016

   Granada se ha echado a la calle en defensa de su sanidad pública. Qué envidia ver a un pueblo unido en defensa de sus intereses y en contra de un nuevo atropello del régimen. Qué rabia ver la desidia de Jaén. En Jaén, desde 2001, llevamos más de 15 años solicitando la construcción de la nueva Ciudad Sanitaria. Distintos consejeros socialistas de la Junta de Andalucía han venido prometiendo durante muchos años su construcción. La última y más señalada de las promesas que recuerdo la protagonizó el Sr. Chaves en junio de 2006 diciendo que asumía las reivindicaciones del Colegio de Médicos de Jaén y de otros colectivos sanitarios, y que la Consejería de Salud ya había iniciado por encargo suyo la redacción de un Plan de viabilidad para la Ciudad Sanitaria de Jaén.

   El 24 de febrero de 2007, en una visita oficial a la ciudad de Jaén, el Sr. Chaves prometió la Ciudad Sanitaria para la próxima legislatura si se daban las condiciones de colaboración con el Ayuntamiento de Jaén. Han pasado diez años, diez, de la última promesa del Sr. Chaves y seguimos sin la menor perspectiva de que la Ciudad Sanitaria se vaya a construir en nuestra ciudad, teniendo que sufrir la actual dispersión hospitalaria y el perjuicio de contar con algunos servicios tercermundistas, a parte del actual servicio de urgencias, del que casi es mejor no hablar.

   La construcción de la nueva Ciudad Sanitaria pone en evidencia una vez más las grandes contradicciones y mentiras de un partido socialista que en ningún momento ha apostado firmemente por la unificación de los hospitales giennenses.

   Anteriormente, el 8 de febrero de 2006 el propio Sr. D. Francisco Reyes, delegado del gobierno de la Junta de Andalucía, en unas declaraciones públicas ya quiso “dejar muy claro que el traslado de un hospital fuera de la ciudad o la creación de uno nuevo no forma parte del Plan Siglo XXI y que el gobierno andaluz no tiene previsto una unificación de hospitales ni un traslado”. Lo tenían claro.  

   Por su parte, la Alcaldesa socialista de Jaén, el día 20 de julio de 2007, en el diario Viva Jaén, indicaba que su mayor prioridad era el tranvía, y ahí está.  

   Jaén necesita un nuevo hospital, una nueva ciudad Sanitaria de forma prioritaria, ya que la obsolescencia de los servicios hospitalarios impide la prestación de una sanidad de calidad. Así ha sido denunciado por los profesionales de la sanidad en numerosas ocasiones y por los propios usuarios. Mayo de 1957 fue la fecha de construcción del Hospital Ciudad de Jaén, hace ya más de 50 años, y la fecha del Neveral ni la recuerdo.

   Aprovechando este debate, también apostamos desde la Universidad de Jaén por una Facultad de Medicina, algo muy aplaudido por los ciudadanos y con el respaldo de las organizaciones sociales y políticas. Más de un político oportunista pretendió ponerse la medalla de dicha iniciativa que se debe, exclusivamente, y lo digo bien alto, exclusivamente, al trabajo riguroso, a la ilusión y a la voluntad de un grupo de Profesores de la Universidad de Jaén, casi todos Doctores en Medicina, que llevan mucho tiempo trabajando en esta idea y que por primera vez se habló de ella cuando el PP la recogió expresamente en su programa electoral para las elecciones municipales del año 2007. Dicha iniciativa fue recogida con grandes titulares por el diario Ideal Jaén, de la mano del periodista José Liébanas. Y todo empezó ahí. Posteriormente, dicha iniciativa fue trasladada al rector de la Universidad, el profesor D. Manuel Parras, que la impulsó con notable ilusión y sensatez.

   Mentiras y mentiras, y mientras tanto los jaeneros callados como siempre, excepto en los bares, donde ponemos a caer de un burro a cualquiera. Ya estamos cansados y deberíamos exigir no solo declaraciones de intenciones sino plazos concretos y consignación presupuestaria para su construcción. Griñán y Carmen Peñalver hicieron cuanto estuvo en su mano para presupuestar un tranvía estúpido y que no sirve para nada. Fueron 120 millones tirados a la papelera que podrían haber llegado a la ciudad Sanitaria.   

   Deberíamos de fijarnos en Granada, en pretender que hubiera un líder político carismático, que no lo hay, y en exigir que se construya de forma urgente una nueva Ciudad Sanitaria que agrupe la dispersión actual de centros hospitalarios y a la vez sirva para el desarrollo de la Facultad de Medicina en nuestra Universidad.

   Un dato objetivo e indiscutible es que, después de casi 30 años gobernando en Andalucía y en la Diputación Provincial de Jaén el PSOE, hoy Cataluña, con un millón de habitantes menos que Andalucía, tiene 190 hospitales, mientras que Andalucía solo 90. Hace unos días leía en la prensa que la Generalitat de Cataluña pretende aprobar la implantación de la Facultad de Medicina en la Universidad de Vich.

Compartir esta publicación