UNA FOTOGRAFÍA PARA JAÉN

Inmaculada Herrador Lindes

25 Octubre 2018
UNA FOTOGRAFÍA PARA JAÉN

 

Cada semestre contamos con una batería actualizada de más de 300 indicadores sobre Jaén, compilados en el Cuadro de Mando Integral del Plan Estratégico de la provincia Si ojeamos sus páginas podemos pensar que son sólo cifras, pero esas cifras nos hablan y nos cuentan muchas cosas.

Los datos nos ayudan a conocer cómo estábamos hace una década y cómo estamos ahora, si la evolución que hemos experimentado es la misma que nuestro entorno, o no lo es, si el punto de partida ha sido el mismo o no, etc. Asimismo, nos permite saber si hemos conseguido mejorar la comercialización de nuestros productos, si tenemos empresas tecnológicamente avanzadas, si somos eficientes energéticamente, cómo evoluciona la erosión de nuestro suelo, si producimos de forma ecológica, si invertimos en I+D, cuánto ingresamos por turismo, el aceite de calidad que producimos, cuál es el rendimiento de nuestras explotaciones de olivar, cuánto tardamos los jiennenses en desplazarnos en coche o por ferrocarril a los diferentes destinos, si hemos mejorado nuestras conexiones vía teléfono móvil o Internet, cómo evoluciona nuestra población, en qué situación se encuentra la inserción laboral de determinados colectivos o los pasos que se dan en igualdad.

Cada seis meses tenemos una foto de la provincia de Jaén, desde ocho diferentes perspectivas, en algunas de ellas salimos más favorecidos y en otras debemos, aún, de sacar nuestra mejor cara, porque belleza, cualidades y potencialidades tenemos, y muchas, pero la fotografía no siempre nos hace justicia. La ciudadanía jiennense y quienes hacemos la instantánea desearíamos que siempre saliera favorecida, porque nos duele cuando algunas cifras caen o no terminan de subir con la fuerza que deberían.

Siguiendo con el símil, lo que cualquier persona sabe es que para salir bien en la foto es esencial saber sacarse partido y eso es lo que entre todos y todas debemos hacer, sacarle partido a Jaén. Una provincia que tiene un sector industrial que aporta al PIB tres puntos más que la media andaluza, que ha duplicado sus exportaciones y el número de empresas exportadoras en los últimos 10 años, que consume el triple de energías renovables que su entorno y el 100% de las que produce los son, que cuenta con la mayor superficie de espacios naturales protegidos y de castillos y fortalezas de España y con dos ciudades Patrimonio Mundial, que ha quintuplicado las explotaciones de ganadería ecológica en una década, que es la primera productora de aceite de oliva del mundo, que cuenta con cinco centros y un parque tecnológicos, así como con una Universidad propia desde hace 25 años, que tiene tasas de fracaso escolar por debajo de las de Andalucía y España y una ciudadanía cada vez más culta y preparada, una situación geoestratégica clave y una esperanza de vida por encima de la media andaluza.

Podría decir muchas cosas, con las cifras en la mano, que aún hay que solventar en comercialización, tejido productivo, pérdida de población, infraestructuras, mercado de trabajo, igualdad… pero permitidme que hoy le coja a Jaén su mejor perfil, que lo tiene.

Inmaculada Herrador Lindes

Compartir esta publicación