Hoy, mañana y siempre: el anillo como símbolo por excelencia del matrimonio

Hoy, mañana y siempre: el anillo como símbolo por excelencia del matrimonio

Mercedes Ruiz

12 Junio 2018
Hoy, mañana y siempre: el anillo como símbolo por excelencia del matrimonio

Históricamente el anillo ha sido utilizado como símbolo de poder o de unión. Los antiguos egipcios ya lo usaban en sus ritos matrimoniales, para ellos el círculo representaba una forma sin principio ni fin: la eternidad. Más tarde los romanos y los cristianos adoptaron esta costumbre que se ha prolongado hasta nuestros días, cuando el intercambio del anillo de compromiso primero y de la alianza matrimonial después,  simboliza el deseo de unión duradera de los contrayentes.

Existe una etiqueta asociada al uso correcto tanto del anillo de compromiso de la novia y de las alianzas intercambiadas en la ceremonia de la boda. La mayoría de las parejas, sobre todo en la sociedad occidental, siente que el compromiso no es oficial hasta que la novia recibe su anillo. Una vez que esto sucede lo correcto es usarlo siempre en el dedo anular de la mano izquierda. ¿Por qué en este dedo? Por la creencia antigua de que existe una vena que pasa por este dedo y va directa al corazón. En Andalucía el anillo de boda se pone en el anular de la mano derecha, y el protocolo en este sentido nos indica que los dos anillos deben llevarse unidos una vez pasado el día de la boda.

Normalmente es responsabilidad del novio elegir el anillo de compromiso para la novia. Sin embargo hoy en día es frecuente que ellas den su opinión sobre todo para asegurarse que será de su agrado. Muchas familias guardan fantásticos anillos que pasan de hijos a padres y que se reservan para estas ocasiones, en estos casos no es obligatorio que la novia lo acepte, aunque las normas de cortesía recomiendan aceptarlo y si no es de su tamaño o de su estilo, pueden permitirse la licencia de ajustarlo a su gusto.

Indudablemente, la etiqueta nos aconseja devolver el anillo a tu ex pareja en caso de romperse el compromiso. Muchas veces debemos dejarnos llevar por el sentido común y no mantener con nosotras algo que sin duda nos puede traer buenos o malos recuerdos de una relación que no ha terminado como esperábamos. Es conveniente también devolver cualquier regalo de valor que hayamos recibido, siempre y cuando el novio haga lo mismo.

Todas sabemos que un diamante es para siempre, pero ¿por qué ésta es la piedra favorita en este tipo de anillos?. Diamante proviene de la palabra Adamás, que significa lo inconquistable, conocida por su extraordinaria dureza, esta piedra formada por carbono, el elemento fundador de la vida, en su forma más concentrada  representa la fuerza invencible, con lo cual su simbología es perfecta con el matrimonio, o con la idea de todos los novios: que el suyo será para toda la vida.

Las alianzas han sufrido también una evolución en su diseño y en los materiales utilizados a lo largo de la historia, aunque su significado no ha variado. Independientemente del material utilizado: en la antigüedad se hacían de cuero, más tarde de hierro, el anillo simboliza el compromiso de unión duradera entre los contrayentes, el uso de metales nobles y piedras preciosas aumenta no solo el valor económico sino también el sentimental, el oro, platino o titanio que es una de las últimas tendencias en alianzas, no hace más que reflejar el concepto de fortaleza y pureza de la relación.

 

 

 

Compartir esta publicación