Ridícula presencia de nombres de mujeres en el callejero de Jaén

ACOTACIONES

Ridícula presencia de nombres de mujeres en el callejero de Jaén

Miembros del grupo socialista en el Ayuntamiento de Jaén, con el portavoz, Manuel Fernández Palomino y con María del Mar Shaw, entre otros, han comparecido hoy, en plena vía pública, junto a la céntrica calle María de Molina, de la capital, para denunciar la ridícula presencia de nombre de mujeres en el callejero municipal. El dato que han ofrecido no admite la menor duda y nos resulta algo vergonzoso e impresentable en el Jaén del siglo XXI, de 1.620 calles de la ciudad, únicamente 45 tienen nombre de mujer, algo más del 2%, nos referimos a mujeres reconocidas por tradición o por su labor profesional, exceptuando el número de vías que tienen nombre de virgen o de alguna santa. Encima, han abundado en la crítica de que normalmente las calles dedicadas a mujeres son recónditas, angostas o no tienen salida. O como en el caso de María de Molina, apodada “las tres veces reina”, en recuerdo de una de las mujeres más poderosas e inteligentes de la España medieval, que conecta dos calles importantes de la capital, Bernabé Soriano y Hurtado, pero en sí misma esta pequeñísima calle no está en la mejor de las condiciones y es un buen ejemplo de desatención y olvido por parte del Consistorio.

Me parece muy oportuno que los representantes socialistas hayan formulado esta queja que nos debería interpelar a toda la sociedad jienense, pero en especial al Ayuntamiento, a todos los equipos de gobierno que han pasado por él, también a los propios socialistas, sobre todo en el largo periodo de la democracia, porque ha habido tiempo suficiente para homenajear en el callejero a decenas de mujeres como ha habido en la historia reciente de la ciudad que merecían este tipo de reconocimiento, sin olvidar a mujeres actuales que han destacado en diversos campos. Que en la ciudad haya solo 45 calles con nombre de mujer es un síntoma, un mal síntoma, de que no nos hemos tomado en serio la asignatura de la igualdad, por el contrario nos hemos instalado, no sé si por pura inercia o por convencimiento, en una ciudad que se ha olvidado de referentes y que obviamente no ha puesto el foco en la mujer, parece que incluso la ha ignorado, salvo casos muy aislados, a pesar de tantos ejemplos que se deberían homenajear. El Ayuntamiento, que sí nombra cada año a las “Jaeneras” ha tenido la oportunidad de elevar a bastantes de ellas a esta distinción a la que nos referimos, y a otras tantas mujeres que merecen estar en ese lugar privilegiado de dar nombre a nuestras calles.

No entendemos muy bien cómo se ha ido dando continuidad al callejero jienense en las últimas décadas, sobre todo en el tiempo más cercano, pero a poco que lo permitan las circunstancias, porque se argumenta desde el Consistorio que no hay lista de espera en este momento, se tiene que solventar esta tremenda injusticia, esta desproporción tan manifiesta que nos presenta a un  Jaén anticuado, insensible y desigual. Si observamos el actual callejero, al menos la parte que la mayoría nos sabemos, hay bastantes calles cuyos nombres nos plantean dudas, y a pesar de los cambios que se han  ido operando, por ejemplo cuando se suprimieron los referentes del franquismo, aún existen vías públicas que permitirían cambios para hacer justicia a tantas mujeres como se merecen el honor. La política que se ha seguido hasta ahora, por lo menos en algunos casos, ha permitido que de la noche a la mañana, se hayan otorgado calles con suma facilidad y no siempre se han entendido bien por los ciudadanos, o una buena parte de ellos, las razones esgrimidas para las concesiones.

En fin, no se trata de quitarle la calle a nadie en este momento y además hacerlo por las bravas, pero creo que es importante plantear dos cuestiones: por un lado, analizar bien el callejero, las personas que lo conforman y ver si es posible encontrar huecos en nombres que no digan nada y con un cambio se puedan mejorar; además hay que formular una lista de mujeres representativas en todos los órdenes de la sociedad de Jaén para, una vez establecidas las prioridades, ir dando cabida a sus nombres para engrandecer en lo posible el callejero. El propio PSOE ha apuntado hoy el nombre de varias mujeres que a su juicio serían merecedoras: Lola Sánchez, vinculada al movimiento vecinal; María Castellano, primera catedrática de Medicina de España; la matrona Encarna Rueda; la conocidísima Pilar Palazón, o la artista plástica Cristina Lucas, sin olvidarse tampoco de la primera mujer alcaldesa de la ciudad, Carmen Peñalver. Ha sido su aportación. Estas u otras, porque por fortuna hay muchas mujeres que lo merecerían, han de contar para el Ayuntamiento, es una manera de reconocer la igualdad, de desterrar el acentuado machismo y de hacer justicia a más de la mitad holgada de la población de Jaén.

Foto: Miembros del grupo socialista delante de la placa con el nombre de la calle María de Molina,.

 

Antonio Garrido
15 Mayo 2018
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario