¿QUÉ VA A PASAR EL DOMINGO EN JAÉN? LA INCÓGNITA ES VOX

ACOTACIONES

¿QUÉ VA A PASAR EL DOMINGO EN JAÉN? LA INCÓGNITA ES VOX

Ya termina la campaña electoral y la suerte está echada. El domingo por la noche, tras la jornada de votaciones que ha levantado muchas expectativas, sabremos cómo se reparte la tarta de la representación en las Cámaras, y también cómo se comporta la propia circunscripción de Jaén, con respecto a lo ocurrido en la última cita del 28 de abril. Todo hace indicar que se van a producir novedades, como consecuencia, sobre todo, del crecimiento de las expectativas de Vox, según las encuestas y por la impresión generalizada que es bastante palpable. La provincia de Jaén elige a cinco diputados. En la cita del pasado día 28 de abril tres fueron para el PSOE, que con 152.932 votos obtuvo una holgada mayoría, con el 39,53% de apoyo. El PP tuvo que conformarse con un escaño y el segundo le quedaba lejano, al conseguir un respaldo del 19,61% y 75.885 votos. Ciudadanos fue el tercer partido en obtener representación, por la ley d’hont se apuntaba el cuarto escaño, al haber obtenido 61.413 votos y el 15,87% de cuota electoral. Vox se quedó entonces con 46.934 votos y Unidas Podemos, con 40.880. El resto ya quedaba muy atrás.

Con este antecedente la pregunta es qué va a pasar el domingo. No es previsible que el PSOE pierda un diputado si observamos la solidez de su apoyo electoral en abril pasado, por tanto si los socialistas consiguen arañar de nuevo los tres diputados que hasta ahora ha tenido, Felipe Sicilia, Laura Berja y Juan Francisco Serrano, los otros dos parlamentarios en liza se los juegan el resto de formaciones. El PP, cuya lista la encabeza el presidente provincial, Juan Diego Requena, aspira a conseguir ahora dos diputados, cuestión harto complicada por el simple análisis del resultado de hace casi siete meses, de todas maneras la candidata número 2, María Luisa del Moral, que en la anterior convocatoria fue cabeza de cartel, ha hecho un trabajo extraordinario y se ha pateado toda la provincia, con tal de ganarse el puesto, de modo que si ella no sale elegida no sería por su culpa sino por el techo que en este momento tenga el partido de Casado. En cuanto a Marián Adán (Cs), que logró salir airosa al obtener una plaza en el Congreso de los Diputados, esta vez lo tiene más difícil porque las encuestas certifican un notable retroceso de Ciudadanos y le podría perjudicar, pese a que haya que reconocerle que en el poco tiempo que ha permanecido representando a la provincia, como en el caso de María Luisa del Moral, han dado la talla y mucho, pero en unos comicios generales, a pesar de que las listas las conforman las personas, lo que se vota en gran medida son opciones políticas.

Vox, sin comerlo ni beberlo, al menos en el escenario provincial, puede ser el beneficiado de este movimiento en el cuadro político electoral, y no sería nada extraño que avance y mucho con respecto al 28 de abril y Francisco José Alcaraz se convierta en nuevo parlamentario por Jaén. Todos los líderes han demostrado que conocen bien el tablero provincial, por eso, Sánchez y Casado se han dejado ver por Jaén, y lo mismo ha hecho Santiago Abascal, sabedor de que esta vez lo tiene más fácil. En tanto que Ciudadanos, con su líder Albert Rivera, no ha tenido el gusto de visitarnos, no sé si porque han analizado la situación, el caso es que su candidata hubiera merecido algo de apoyo para tratar de mantenerse y no dejarla sola ante el peligro. Tampoco se sabe qué respuesta va a tener esta vez Unidas Podemos, que sigue encabezada por Francisco Javier Sánchez del Pino, y que también ha tenido que mantener una campaña en solitario y con alguna contestación interna.

De todos modos hay un escenario bastante abierto y existe margen, no podemos olvidar que en abril se produjo nada menos que la abstención de 123.064 jienenses, casi un 24%, que es una barbaridad, y si le sumamos los votos nulos y en blanco, estaríamos hablando prácticamente de la suma de los votos de PP y Ciudadanos juntos, por tanto todo es posible, depende de las ganas de votar que tengan los jienenses y del entusiasmo que hayan sido capaces de despertar las diferentes fuerzas políticas. Por lo que respecta al Senado parece que no hay la menor duda, los tres candidatos del PSOE parece que tienen la plaza asegurada y uno en el caso del PP, que todo hace indicar que será Javier Márquez quien revalide su escaño en la Cámara Alta.

La campaña ha sido corta pero intensa, de todas maneras, aunque oficialmente se trataba de una semana, algunos partidos y candidatos llevan más tiempo, prácticamente desde la misma convocatoria electoral, haciendo su trabajo. Ahora ya de lo que se trata es de recolectar los votos y esperar el veredicto de las urnas. En democracia cada cuatro años, aunque en este caso con mayor frecuencia, son los ciudadanos y ciudadanas los que tienen la posibilidad de pronunciarse. A pesar de que se ha tratado de una campaña reducida, los políticos que han venido y los de casa han dejado como siempre sus compromisos con la circunscripción para la nueva legislatura, que ojalá esta vez sí se ponga en marcha. Nada nuevo bajo el sol, cosa diferente es que ya estamos curados de espanto y si recurriéramos a las hemerotecas tendríamos que hacer una valoración negativa porque tantas promesas se quedaron en agua de borrajas, Jaén le debe bien poco a las campañas tan triunfalistas que fueron un fiasco tras otro. Dios quiera que cambie el panorama.   

En cuanto a los candidatos provinciales, en realidad es que, aunque no debiera ser así, a ellos se les vota pero estas elecciones se juegan en terreno nacional, si bien a nosotros nos debe preocupar y mucho que se descienda de lo global a lo local. Los políticos de provincias normalmente no pintan nada, cierto que si quieren se pueden mover mejor o peor por las redes sociales, en los medios, etc., pero las grandes iniciativas dependen de la estrategia de los partidos que ostentan o detentan el poder, según el caso. La prueba es que llevamos 40 años de democracia y la provincia no ha salido del pozo en el que la dejó sumida la dictadura de Franco, esa que precisamente ahora algunos nostálgicos tratan de meternos por los ojos en este puzzle político donde todas las piezas están descolocadas.  

 

Antonio Garrido
8 Noviembre 2019
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario