PP Y CIUDADANOS NORMALIZAN SU RELACIÓN EN EL AYUNTAMIENTO DE JAÉN

ACOTACIONES

PP Y CIUDADANOS NORMALIZAN SU RELACIÓN EN EL AYUNTAMIENTO DE JAÉN

PP Y Cs LIMAN DIFERENCIAS. Acabo de leer en ABC de Sevilla una crónica firmada por su corresponsal en Jaén, el gran Javier López, en la que da cuenta de la reunión que han mantenido los grupos del PP y de Ciudadanos en nuestro Ayuntamiento, en concreto Manuel Bonilla, por los populares, como portavoz municipal, mientras que por Ciudadanos se han sentado María Cantos y el concejal Francisco Díaz. La información de referencia alude a que ha sido una primera toma de contacto para limar asperezas, y lo primero que tengo que decir al respecto es que me parece muy bien que se haya dado este paso. Ignoro de quién ha partido la iniciativa y si ha mediado alguna recomendación externa, vía Madrid o Sevilla, pero cuando se constituyó el actual Ayuntamiento salido de las elecciones municipales de mayo, ya pronostiqué que cerrar las heridas de la negociación para la Alcaldía, aquel desencuentro en la sede de Ciudadanos de la Avenida de Andalucía entre las dos comisiones negociadoras, requería un margen de tiempo. Al final es el tiempo el que todo lo cura y los grupos municipales, por encima de las discrepancias políticas que existen, están obligados a anteponer la condición personal y humana a cualquier otra servidumbre. Hay que tener en cuenta que se ven en los plenos, en las comisiones, en multitud de actos, en debates con los medios de comunicación, en reuniones de todo tipo, y no se puede mantener por mucho tiempo un clima de tensión. Los grupos están obligados a entenderse, de su actitud depende en gran medida el funcionamiento de la institución municipal.

¿MOCIÓN DE CENSURA? NO SE VE. Todavía recuerdo los mensajes que se dirigieron en el pleno de constitución el entonces portavoz, Javier Márquez, herido en su honor porque Ciudadanos había pedido su cabeza, y María Cantos, por Ciudadanos, con las críticas explícitas a la anterior gestión. Lo que supongo que se ha decidido es pasar página y mantener unas relaciones como Dios manda. Lo que no se puede evitar es que haya quienes a partir de este momento se monten películas y vean una moción de censura más o menos cercana. Hasta donde sé no está en las previsiones del grupo municipal de Ciudadanos, de hecho María Cantos se ha mostrado hace muy pocos días satisfecha por el funcionamiento del acuerdo de coalición y tampoco se han visualizado encontronazos serios, aunque en la labor diaria de gobierno no están en todo de acuerdo, pero van cediendo en sus posiciones y entiendo que ponen por delante los intereses generales de la ciudad.

Ahora bien, en política es arriesgado hacer previsiones, nadie puede asegurar que en un futuro más o menos próximo se pueda dar una moción de censura. Es más, imagino las presiones que un día sí y otro también estará teniendo María Cantos para romper el acuerdo, y las explicaciones que tendrá que dar cuando se trata de las propias instancias de su partido. En definitiva, mañana puede ocurrir cualquier cosa, pero hoy el escenario es el de entendimiento con el socio de gobierno, el PSOE, para seguir trabajando en la hoja de ruta establecida, en tanto que se normaliza la relación con el grupo del PP porque era una situación incómoda y en la que las partes han hecho lo que debían, cerrar página.

QUE SAN ANTÓN SEA FIESTA LOCAL. Fíjense si está bien engrasada la coalición de gobierno que Ciudadanos va a presentar en el pleno del próximo días 21 una moción solicitando que una de las fiestas locales de la capital sea el 17 de enero, día de San Antón (San Antonio Abad), que justifican en su objetivo de promocionar “todo lo bueno que huele a Jaén”. Ya no existiría la excusa de los niños que no puedan asistir a las lumbres en la noche del día 16, ahora el dilema es qué se cambia de las fiestas locales establecidas, que hay que hacerlo con sensibilidad y tratando de no abrir nuevas polémicas ni fracturas de otro tipo en la sociedad de Jaén. Es impensable, por ejemplo, tocar el 11 de junio, fiesta de la Virgen de la Capilla, un día especialmente grande para esta ciudad. Estoy seguro de que no entra en los planes de María Cantos y su grupo, de hecho ella ha sido una activa "pastira", pero de todos modos le recuerdo el dicho histórico que es un gran legado: "El 11 de junio, por siempre ha de ser, el día más grande de todo Jaén".

Si existe acuerdo y se da con la fórmula adecuada, la propuesta es para escucharla, aceptable, gana la tradición y todo ello con independencia de que la Carrera Internacional se mantenga en sábado porque se ha visto que esa prueba deportiva tiene en este día mayor proyección y lucimiento. En esto consiste gobernar, en optar por lo que se considere mejor para Jaén. Sólo una recomendación, prudencia, tacto, consenso. A última hora he podido informarme del contenido de la moción y para tranquilidad de quienes ya han empezado a alzar la voz airados sin siquiera conocer el contenido de la propuesta, puedo decir que no atenta contra el resto de las fiestas establecidas, sino que trata de buscarle un sitio a San Antón, el 17 de enero, siempre y cuando lo permita el calendario de cada año con la exclusión de sábados y domingos y en todo caso alternando con Santa Catalina cuando sea factibleDe todas maneras no nos adelantemos a los acontecimientos, dejemos que se explique la proponente, después será el momento de opinar al respecto.

Por cierto que ya se sabe que en ese pleno de la próxima semana no va a ir definitivamente el convenio del tranvía, a la vista de que los servicios municipales de Secretaría e Intervención no han podido emitir sus informes al no contarse con documentación complementaria al texto del convenio remitido por la Junta, donde deben figurar datos como el cálculo estimado de la tarifa técnica, el número de viajeros, la previsión de ingresos y las cantidades a aportar por ambas administraciones en los cuatro años de vigencia del convenio, que es prorrogable. Ya dije que había que armarse de paciencia. Desde luego la que demuestra el alcalde, Julio Millán, que mantiene su mejor disposición con la Junta a pesar de que cuentan los meses y el convenio sigue sin firmarse. Millán sigue siendo optimista, todavía tiene confianza en ver circular el sistema tranviario en este mismo año. Más fe que el recordado Antoñete en sus tiempos. Yo se lo voy a adelantar al alcalde, este año tampoco tendremos tranvía, hay mucho que hacer aún y el tiempo corre muy deprisa.

 

Foto: Julio Millán y María Cantos, firmando el acuerdo para el gobierno municipal. 

 

Antonio Garrido
15 Enero 2020
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario