La difícil elección de los ocho mejores aceites de Jaén

ACOTACIONES

La difícil elección de los ocho mejores aceites de Jaén

La Diputación Provincial de Jaén ha vuelto a elegir por el procedimiento más transparente, un jurado muy profesional y de probada competencia, los ocho aceites que serán protagonistas este año 2018 de Jaén Selección, que representan cada anualidad lo mejor del oro líquido representativo de nuestra provincia para todos los actos promocionales, y no son pocos, a desarrollar en ferias y eventos tanto en el territorio nacional como en el extranjero. Esta elección de los “ocho magníficos” se está convirtiendo cada año en todo un acontecimiento por las expectativas que despierta, porque no puede olvidarse que estos aceites que gozan de este privilegio tienen durante los doce meses una muy considerable promoción y a quien primero beneficia es a la marca. Es obvio que son todos los que están, pero no están todos los que son, pero es la dificultad que tiene escoger a solo ocho aceites, y es el jurado el que lo tiene más complicado porque, como sus propios miembros han reconocido, hay que elegir el mejor entre los mejores.

Así, los aceites de producción convencional distinguidos con Jaén Selección 2018 son: Castillo de Canena; Claramunt, de Baeza; Maquiz, de Mengíbar; Nobleza del Sur, de Castellar; Oro de Cánava, de Jimena; Picualia, de Bailén; y Puerta de Las Villas, de Mogón. Además, en la categoría de aceite de producción ecológica se ha concedido este sello de calidad al virgen extra de Melgarejo Ecológico Premium.

Con independencia del mérito indudable de los aceites que han sido distinguidos para Jaén Selección 2018, es fácil observar que de un año para otro se producen entradas y salidas entre el selecto club de los escogidos, de la misma manera que lo habitual es que concurran en torno a medio centenar o algo más, de marcas de aceites de la provincia, que suelen coincidir con las iniciativas empresariales emprendedoras y que una mayor apuesta están haciendo por la calidad y la competencia. ¿Son suficientes sesenta firmas para participar en un concurso anual de estas características? Seguramente nos da una idea de que siguen siendo aún muy pocas experiencias empresariales las que están en línea de salida, lo cierto es que las mismas buenas marcas de buenos aceites se repiten constantemente, y, premiadas o no, bien sabemos de algunos de los olivareros que están haciendo bien las cosas, lo demás vendrá por añadidura y si no logran este reconocimiento de Jaén Selección son acreedoras a otros premios y distinciones que hacen que no pase desapercibida la labor que vienen haciendo en la defensa de los mejores aceites.

Es digna de elogio la labor promocional que con el aceite de oliva virgen extra realiza la Diputación Provincial desde hace varios años, con lo que ha conseguido al menos dos objetivos: poner al aceite de excelencia en el lugar que le corresponde como producto gastronómico y saludable, y al mismo tiempo, estimular a las empresas olivareras a realizar todos los esfuerzos necesarios para seguir apostando por la calidad de los aceites, condición indispensable para seguir ganando mercados y cocinas en todo el mundo, aprovechando que cada vez se difunden más las cualidades del aceite de oliva virgen extra, de cuya riqueza podemos presumir.

Por último, queda felicitar a todas y cada una de las empresas que han presentado sus aceites, porque han escogido el camino de la calidad, que no siempre quiere decir el de mayor beneficio económico, al menos inicialmente, rompiendo con el conservadurismo a ultranza que siempre ha caracterizado a este sector vital de la economía jienense. Hoy, por fortuna, están cambiando las circunstancias, a veces no al paso de lo que sería deseable, pero existe la convicción de que el tiempo pondrá al olivar y al aceite de Jaén en el lugar que le corresponde y que al margen de lo que el cultivo significa desde el punto de vista del empleo, medioambiental, cultural o económico, la carrera por la calidad acabará imponiéndose, porque en ella está el futuro de Jaén, no hay otra salida posible.

En cuanto al distintivo Jaén Selección fue creado por la institución provincial en el año 2006 para fomentar la promoción, la comercialización y el consumo de los aceites jienenses y también estimular a los productores a obtener aceites de calidad. El balance a día de hoy es de más de una treintena de marcas que han logrado el sello y la presencia en la cata concurso anual de casi medio millar de aceites. Este es el buen camino y el sector del aceite debe estar por ello reconocido, porque hay un ente que se está preocupando de abrirle las puertas y enseñarles el camino.  

 Foto: Los aceites seleccionados para este año 2018, en imagen de 'Cocinando entre olivos'.

Antonio Garrido
11 Enero 2018
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario