JAÉN, SIN COMPLEJOS EN EL GRAN ESCAPARATE DEL TURISMO

ACOTACIONES

JAÉN, SIN COMPLEJOS EN EL GRAN ESCAPARATE DEL TURISMO

Medio Jaén hace, un año más, a partir de mañana, su escapada a Madrid con motivo de la celebración de la Feria Internacional de Turismo, FITUR, que es el gran escaparate de todo lo que hay que ver en relación con este importante sector. Pocas autoridades se pierden la oportunidad de hacer esta escapada, porque son muchas las personalidades que se dan cita y porque es una oportunidad excepcional para vender nuestros productos turísticos, en los que la provincia tiene que poner todo su empeño porque el turismo, con los extraordinarios recursos que tenemos, es un motor económico y ha de serlo cada vez más, de empleo.

Los datos sobre el comportamiento del turismo en la provincia durante el pasado con no ser excepcionales hacen abrigar esperanzas de que estamos en el buen camino, aunque queda mucho por hacer. Es cierto que tenemos cantidad de recursos de todo tipo, ciudades del Renacimiento, monumentos por centenares, museos, parques naturales y parajes extraordinarios, una riqueza arqueológica de primera con el arte íbero como principal protagonista…tenemos casi de todo en nuestro territorio, aunque nos faltan importantes infraestructuras de comunicaciones, sin las cuales nuestra ambición se ve bastante frenada. 

Lo que está claro, cada vez más, es que Jaén acude a este tipo de acontecimientos, ahora en Fitur y durante el año a numerosas citas nacionales e internacionales, sin ningún tipo de complejos. Los visitantes se quedan asombrados al descubrir en una provincia que siempre ha estado entre las olvidadas, hasta el punto de que ha tenido que reivindicar que existe, auténticos tesoros, y esta realidad debe constituir motivo de orgullo y armarnos de autoestima porque es un patrimonio al que tenemos que tratar de sacarle mucho más provecho.

Es por tanto la cita cumbre para promocionarse, y, aunque hay que hacer un gran esfuerzo, es harto recomendable estar ahí y además hacerlo con ambición en esa ventana al mundo única, sobre todo para establecer contactos y dejarse ver. Aunque haya quienes aún se lo toman como un trámite o como unos días para perderse en los madriles, los más sí son conscientes, empezando por los empresarios especialmente involucrados y que se juegan todos los días demostrar que en Jaén hay un sector competitivo, que pretende seguir echando imaginación para dar respuesta al turismo más exigente. El mismo dato lo dice bien a las claras, alrededor de 650 empresarios de la provincia se han acreditado este año de la mano de la Diputación a este importante acontecimiento.

La provincia tiene su enorme oferta y lo que hace una vez más en venderla, porque es variada y muy atractiva, y se cuenta con el empuje de la Diputación Provincial, principal institución involucrada en la promoción turística, y que viene impulsando en los últimos años iniciativas para aumentar las posibilidades, una vez que ha sembrado tanto con sus campañas desde que se inventó el “Jaén, paraíso interior” que tan favorable acogida ha tenido y constituye un acierto tener una marca de prestigio porque es un camino muy avanzado, y en esas estamos. Cuenta con el apoyo inestimable de la Junta de Andalucía, y así lo ha expresado rotundamente la delegada territorial de Turismo, Raquel Morales.

Este año, aunque su presencia acoge la globalidad de los productos turísticos más emblemáticos, el organismo provincial ha hecho una especial apuesta de nuevo por el oleoturismo, el protagonismo turístico del olivar y del aceite, algo que siempre hemos tenido pero que no se ha utilizado como reclamo y se está haciendo desde hace unos años en un momento en el que el oro líquido alcanza una alta valoración, que es de lo mejor en la imagen que Jaén pretende para su producto estrella. No extraña pues que nuestros mejores aceites, bajo la marca “Jaén Selección 2020” sean de nuevo la joya de la corona de la presencia de Jaén, aunque hay muchas firmas aceiteras, desde luego estos días en Madrid no falta nuestra gran enseña jienense.  Junto al aceite, en el estand de Andalucía, bajo cuyo paraguas se asiste a Fitur, en esta ocasión se pone en el escaparate de un modo especial la Ruta por la Andalucía Íbera, y en la amplia oferta no van a faltar los atractivos de naturaleza y aventura, y la gastronomía, aprovechando que ya tenemos dos estrella Michelín, Pedro Sánchez, del restaurante Bagá y Juan Aceituno, de Damajuana, además de la proliferación de una hornada de chef que siguen haciendo grande la cocina jienense.

Enhorabuena por esta labor promocional y por el cariño y la pasión que en los últimos años, porque vamos a más y lo percibe cualquiera, están poniendo los diputados responsables de Promoción y Turismo, así lo hizo un gran enamorado de su tierra como es Manuel Fernández Palomino, y en la misma línea ha cogido el testigo Francisco Javier Lozano, para que la presencia de Jaén ante los ojos del mundo sea sencillamente espléndida.

“Jaén, Jaén. Auténtica”

Por lo que se refiere a la capital jienense, el concejal responsable del área de Turismo, José Manuel Higueras, también lleva a Fitur una oferta diferenciada, aprovechando además las sinergias con el organismo provincial, ya que hablan el mismo idioma. Este año el Ayuntamiento aporta una marca turística: “Jaén, Jaén. Auténtica”. Ya sabemos que las marcas lo son todo en materia de promoción para que los resultados no sean baldíos, ahora bien, lo que hace falta es que funcione. El propio concejal ha definido tanto la marca como su logo en el sentido de que “ofrece una visión desenfadada, alegre, cercana, divertida, honesta, y sobre todo auténtica, con el objetivo de que Jaén destape su auténtica identidad y compita así con otros destinos de interior”. Es lógico, solo faltaría, que el concejal esté satisfecho de la aportación de la ciudad a la Feria, es una nueva oportunidad que hay que saber aprovechar, ahora que hay nuevos medios y posibilidades de la mano de Diputación. Ya pasó el tiempo en que la anterior responsable de Turismo, Charo Morales de Coca, con muy escasos medios, llevara a Madrid, esto se le tiene que reconocer, una maleta de ilusiones para tratar de posicionar mejor a Jaén, con todos sus atractivos. Cambian los tiempos políticos, pero la ciudad sí es la misma y por ella merece la pena hacer todos los esfuerzos, de modo que deseamos éxitos a la embajada del Ayuntamiento jaenero en su debut en la gran feria de turismo. 

Con permiso de las comunicaciones

Decía al principio y esto quiero remarcarlo, que podemos tener los mejores alicientes y seguir estando negados para un mayor desarrollo turístico y en esto tienen mucho que ver las comunicaciones. Se ha dado un paso muy importante, hay que reconocerlo, con la Autovía del Olivar, que une Martos con Baeza y Úbeda, pasando por la capital jienense. Pero sigue habiendo más asignaturas pendientes en materia de carreteras, como la autovía del Levante y hacia Córdoba por El Carpio. No hablemos de los trenes, que hay mucha gente que viaja de manera habitual por ferrocarril y desde algunos puntos de España, los más, es un verdadero suplicio conectarse con Jaén. Incluido Madrid, donde lo que de entrada necesitamos y urgimos los jienenses son unos trenes que acorten en aproximadamente una hora la distancia entre Jaén y Madrid. Mientras las administraciones no sean sensibles con la situación tercermundista que tenemos en Jaén en materia de trenes, que en vez de mejorar se ha ido empeorando, muchos de los esfuerzos para promocionar la provincia y su riqueza turística caerán en saco roto.

Tendríamos que castigar a toda nuestra clase política a viajar a Madrid en vez de coche oficial o AVE vía Córdoba, en trenes regionales faltos de competitividad, lo peor que queda en Renfe, cuando desde hace lustros casi todas las capitales estaban conectadas con Madrid por un Talgo o similares y Jaén ha sido siempre una excepción, en la cola, por lo que poco hay que agradecer a los políticos, que únicamente rompieron su desgana y apatía en tiempos de UCD cuando nos pusieron el ‘Platanito’, que a la postre resultó una experiencia efímera, y nos enteramos que más que como servicio público lo inventaron para trasladar a los parlamentarios para que viajaran en lo posible a cuerpo de rey cuando tenían que acudir a votar al Congreso y al Senado.

Esto lo digo tan claro porque querer a Jaén no puede ser compatible con cerrar los ojos a la realidad, el futuro de esta provincia depende en gran medida de sus comunicaciones, para crecer definitivamente o para seguir lastrada como se encuentra ahora. Por eso bienvenido el regalo anual de la presencia en ese gran escaparate de FITUR pero que sepamos los jienenses de a pie y que sepan las autoridades que nos gobiernan y representan, que al turismo hay que ayudarle con infraestructuras o estaremos perdiendo energías y a veces haciendo inversiones infructuosas.

 

 

Antonio Garrido
21 Enero 2020
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario