CRÓNICAS DE CANÍCULA: ¿QUIÉN DEFIENDE AL ACEITE DE OLIVA DE JAÉN DE LOS PRECIOS Y DE LAS MAFIAS?

ACOTACIONES

CRÓNICAS DE CANÍCULA: ¿QUIÉN DEFIENDE AL ACEITE DE OLIVA DE JAÉN DE LOS PRECIOS Y DE LAS MAFIAS?

COAG DENUNCIA. Es una situación harto preocupante la que se sigue dando en torno a los precios del aceite de oliva. El sector se ha desgañitado durante los últimos tiempos tratando de llamar la atención a las administraciones sobre la necesidad de que a través de los mecanismos legales se pueda impedir que se siga dando la venta a pérdidas, que está haciendo insostenible la situación del mundo olivarero en general y del jienense en particular. En las administraciones, y por parte de los políticos responsables, cuando se han producido estallidos de indignación y protestas por parte de los productores, que han salido a la calle en distintas ocasiones, no han faltado las buenas palabras y el anuncio de medidas para tratar de mejorar las expectativas del mercado. Incluso, en un momento en que el sector estaba especialmente combativo, el ministro tuvo el gesto de reunirse con las grandes empresas que comercializan el aceite de oliva en grandes superficies. Sin resultado según la evidencia, porque la realidad a día de hoy, 25 de junio de 2020, es que el panorama no solo no ha mejorado, sino que hay razones para pensar que empeora, porque el aceite se sigue vendido a precios de saldo y no hay ningún indicio que permita pensar que a corto plazo pueda cambiar el rumbo de esta anormalidad.

Sí, porque se está impidiendo dar su sitio en los mercados, y con los precios, a la excelencia de un producto único, de calidad contrastada, a un manjar relacionado con la prevención de enfermedades, por tanto saludable, y que por esas y otras razones merece tener un precio acorde y no de oferta y equiparable a otros productos del mercado que distan mucho de asemejarse a nuestro aove. Algo no funciona bien en los mercados y esto ocurre desde hace mucho tiempo, cuando se ha permitido que el precio del aceite resulte irrisorio y lo que percibe el olivarero por su mimado oro líquido ni siquiera llegue para cubrir costes. Esta dichosa pandemia ha frenado muchas acciones en la provincia, una de ellas, la unidad de todo un sector para clamar contra esta tremenda injusticia que condena al campo de Jaén, pero sobre todo humilla a la principal riqueza de nuestro territorio, esa a la que nadie niega la excelencia, pero de ahí no pasamos. Cuando llegan momentos cumbres como la Expoliva y en otras oportunidades, todo el mundo pregona las bondades del aceite, pero ya estamos muy hartos de esa política de tantos halagos pero que no reconoce a la riqueza de Jaén en su esencia, es decir, en el precio. Ya saben, don sin din…

Viene todo esto a cuento porque la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) y su secretario general en Jaén, Juan Luis Ávila, dan cuenta de haber tenido conocimiento de que las principales industrias compradoras y seguramente también intermediarios están coaccionando a las cooperativas de aceite de oliva para que vendan por debajo de los costes. El propio Ávila ha dicho que “esto tiene un nombre, son prácticas mafiosas para intentar sortear la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria que obliga a pagar por encima de costes a los agricultores”. Es una vergüenza y un escándalo, hay que decirlo muy alto. Claro, juegan con la buena fe de las cooperativas que están entre la espada y la pared, quieren vender su aceite al mejor precio posible, lo que no quieren bajo ningún concepto es dejar de venderlo, que se le quede en las cisternas, y de esto es de lo que se aprovechan esas industrias que no buscan más que sus beneficios económicos y lo demás carece de importancia para ellos. Actúan como aves carroñeras sin ningún tipo de respeto y consideración al trabajo duro de un sector que tiene que estar todo un año cuidando de los olivos para que den el mejor fruto. Se valen de amenazas y de coacciones, son el gran enemigo de la supervivencia del que debería ser en mayor grado el gran motor económico de la provincia.

Ya está bien, el sector del olivar que tanto representa para la provincia de Jaén tiene que seguir con firmeza en su unidad de acción, convencido de que las decisiones políticas, cuando las hay, son, como estamos viendo, lentas y nada contundentes, se nutren de voluntarismo, pero raramente resuelven problemas de raíz, y a la vista está con las industrias compradoras que mantienen su juego sucio, ignoro si hay alguna excepción, pero ellas han decidido la ley del mercado y han condenado a los olivareros a la ruina económica. Con pandemia o sin ella, ya hay que decir basta. Estamos destacando estos días buenas noticias relacionadas con el aceite y su calidad, por ejemplo la IGP, que es un importante avance, y muchas novedades más. Pero todo ello pierde importancia si se ignora lo que a mi juicio es más importante. La dignidad del aceite en el mercado, la exigencia de un precio de acuerdo con sus características y su calidad. No lo pasemos por alto, al tiempo que hay que hacerlo saber a los políticos responsables, esos que hablan y prometen mucho, sin que los resultados se vean por ninguna parte. Mi pregunta final es: ¿quién defiende al buen aceite de Jaén de los precios irrisorios y de las conductas mafiosas? Ya sé que el sector, desde luego. A los demás actores no les conozco por ahora.

FUNDACIÓN ESTRATEGIAS, MÁS NECESARIA QUE NUNCA. Aparte de este importante asunto, el día nos ha dejado una reunión del pleno del Patronato de la Fundación Estrategias, que es el responsable del Plan Estratégico de la provincia de Jaén. La decisión más importante es la de impulsar, tras el verano, las comisiones de seguimiento. En esta reunión la directora de la Fundación, Inmaculada Herrador, ha presentado un detallado informe del impacto del COVID-19 en el territorio de la provincia. Francisco Reyes, en calidad de presidente de la Diputación y del Patronato ha señalado, y con esto me quedo, que si el Plan Estratégico ha tenido razón de ser a lo largo de su historia, en la situación que estamos viviendo es más necesario que nunca. De ahí que la conclusión sea la de marcar nuevos objetivos en función del daño causado por la pandemia en la economía y el conjunto de la sociedad jienense. Si no hubiera Plan Estratégico el actual sería un buen momento para implantarlo, por fortuna contamos con él, aunque es bien sabido que su misión es formular propuestas y hacer diagnóstico de las situaciones, no tiene capacidad resolutiva, que esa depende de las diferentes administraciones. Pero el trabajo que se realiza en esa Oficina del Plan Estratégico y que hemos seguido viendo en estos últimos meses pese a la crisis sanitaria, merece reconocimiento, sobre todo para destacar que hay quien se encarga de tener al día todos los indicadores que muestran la situación real del territorio, un cuadro con diagnóstico y tratamiento que es una herramienta a disposición de los gobiernos que pretendan actuar en Jaén, porque nunca podrán decir que falta previsión, análisis y estudio. La delegada del Gobierno de la Junta, en Jaén, que forma parte del Patronato, ha destacado el compromiso del ejecutivo andaluz con la reactivación de la economía de la provincia. Ahora puede haber o no voluntad política, en lo que depende de la Fundación Estrategias hay que felicitar por el trabajo a Inmaculada Herrador y su equipo, con una mayoría de mujeres muy competentes y profesionales, que realizan una tarea que no sé si en Jaén se valora lo suficiente, pero fuera de aquí es reconocido e imitado.

CIUDAD DE LA JUSTICIA, Y VAN...Suma y sigue. Nueva visita a Jaén del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río y a vueltas con el monotema, la Ciudad de la Justicia. Cada vez que puede insiste en la urgencia de esa infraestructura. Lo último que sabemos al respecto es lo que ha reiterado el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, que se acometerá el proyecto a través de la colaboración público-privada, que es lo mismo que le escuchamos hace unos cuantos años a otro consejero del ramo, en la etapa de Susana Díaz, Emilio de Llera, con él tuvimos mala suerte y con el resto de titulares, entre ellos Rosa Aguilar, que parecía tener algo contra Jaén porque no movió un dedo a su favor en ninguna consejería. ¿Juan Marín? Es persona de relacionarse bien, piropea a Jaén y al menos muestra cierta cercanía y se le nota, pero tiene un punto de optimista casi compulsivo y en consecuencia su voluntad puede ser enorme pero los hechos lo delatan. Valga como ejemplo que ya le prometió el tranvía a Javier Márquez, a principios de la etapa del nuevo gobierno andaluz y miren ya por dónde vamos. Ignoro la de veces que tendrá que venir Lorenzo del Río, ilustre jienense, y las que le oiremos clamar al presidente de la Audiencia, Rafael Morales, que no es de Jaén, pero como si lo fuera, porque le duelen como al que más las carencias de esta tierra.

TRAS LA PLATAFORMA JAÉN VIRTUAL 2020. Una buena noticia para varios territorios, pero también para la provincia de Jaén es la aprobación en el Congreso, con amplia mayoría absoluta y sin votos en contra, de la moción presentada por Teruel Existe demandando un Plan Especial para la recuperación de la España Vaciada, en la que nos situamos, y el Reto Demográfico, de acuerdo con los objetivos del Plan de recuperación para Europa de la UE. Ha habido 295 votos afirmativos, y las abstenciones han procedido del grupo político Vox. Las plataformas jienenses, entre ellas Jaén Merece Más, habían solicitado a los cinco diputados jienenses en la Cámara su voto afirmativo, y así ha sido por parte de los parlamentarios de PSOE y PP, por tanto el único diputado que se ha salido del guion establecido de apoyo a Jaén es el de Vox, Francisco José Alcaraz. De estas cosas es de las que hay que tomar buena nota, porque se trata del interés de esta provincia. Esta moción nació en Jaén, en la reciente convocatoria de la Plataforma Jaén Virtual 2020, en la que participaron nada menos que 140 plataformas, por tanto hay un protagonismo jienense en la iniciativa, en el caso de que se cumpla con los acuerdos, puede marcar un antes y un después, todo depende de si la acción política es contundente y no se queda, como tantas iniciativas, en mero brindis al sol. Las plataformas serán las primeras en exigir su cumplimiento.

IMPLACABLE FELIPE SICILIA. En el mismo ámbito político he visionado la intervención del diputado jienense socialista Felipe Sicilia, en estos días, en una defensa en la tribuna del Congreso de su compañero el ministro del Interior. Supongo que ha debido ganar enteros en su grupo y ante el propio Sánchez, porque en verdad le he visto brillante en una defensa de Marlaska basada en acciones comparativas con la del ministro del PP, Fernández Díaz, y ha resultado implacable, demoledor. No soy nada de Marlaska, pero no por nada, simplemente no me gusta su forma de actuar, pero eso no quita para reconocer que Sicilia ha hecho bien su trabajo parlamentario y que le sirve para seguir estando entre los elegidos.

...Y PRUDENCIA. Finalmente señalar que se advierten señales de cierta inquietud con respecto a la crisis sanitaria, también en Jaén. No hay motivo aún para la alarma, que no cunda el pánico, pero en dos días ha habido ya cinco ingresos hospitalarios y aunque no se han detectado nuevos casos la situación que se está produciendo en otras zonas, el mayor movimiento de unos sitios a otros, etc., puede hacer que se cumplan los pronósticos más pesimistas, sobre todo de expertos y profesionales sanitarios, que presagiaban para julio una seria llamada. Tal vez estemos aún a tiempo de tomar precauciones. Se detecta un nivel alto de incumplimiento de las normas, sobre todo en población joven, más rebelde y más inconsciente ante la gravedad de la pandemia. Sería horrible desandar a estas alturas el camino ya recorrido. Prudencia y responsabilidad.

       

 

   

Antonio Garrido
25 Junio 2020
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario