CRÓNICAS DE CANÍCULA: OLIVO ARENA, UNA INFRAESTRUCTURA TARDÍA PERO EXCELENTE Y DIGNA DE JAÉN

ACOTACIONES

CRÓNICAS DE CANÍCULA: OLIVO ARENA, UNA INFRAESTRUCTURA TARDÍA PERO EXCELENTE Y DIGNA DE JAÉN

Hacia finales de año puede estar finalizada la obra de la enorme infraestructura deportiva, aunque su finalidad trascenderá a los eventos exclusivamente deportivos, que vienen construyendo conjuntamente la Diputación Provincial y la Junta de Andalucía. La ciudad de Jaén llega tarde a la consecución de un gran Palacio de Deportes, que en realidad de eso se trata, de hecho es la única capital andaluza que no dispone de este equipamiento, pero el resultado que se está viendo ya, porque la obra se encuentra a más del 50% de ejecución, permite señalar que la espera habrá merecido la pena porque para la ciudad y toda la provincia va a ser uno de los mejores referentes de todo el territorio andaluz, por moderno, por calidad de las instalaciones, por su carácter ambivalente, en fin, porque ha tenido que pasar tiempo para que en Jaén esperemos disfrutar de un recinto de categoría. La capacidad va a ser para 6.500 espectadores sentados, pero para determinadas celebraciones podrá aumentarse hasta 10.000. El consejero de Deportes de la Junta ha anunciado que existe la posibilidad de que el próximo año el Olivo Arena sea la sede de la final del Campeonato de España de Fútbol Sala.

El presidente de la Diputación, Francisco Reyes, acompañado por el alcalde, Julio Millán, han hecho de anfitriones, para recibir la visita del consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ya que es su departamento el que sufraga la mitad de la inversión por esta obra. Y ha venido acompañado por la “cuota jienense” en el gobierno andaluz, el consejero de Hacienda, Juan Bravo, que antes que político fue deportista y del Jaén Fútbol Sala, donde jugó varias temporadas y le ha quedado de recuerdo amor a estos colores. Todo Jaén sabe que el Palacio de Deportes fue hace varios años un clamor popular. Ni la Junta de entonces, pero tampoco el Ayuntamiento, dialogaron en torno a la necesidad de este proyecto, claro que eran los peores tiempos del desacuerdo y solamente se relacionaban en los medios de comunicación para enfrentarse. Hasta que tomó la iniciativa, como en tantas ocasiones, es de justicia reconocérselo, el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, y fue él quien consiguió del anterior responsable de Turismo y Deporte el compromiso de construir a medias el Olivo Arena. Ahí empezó una relación institucional en la que también fue definitivo el apoyo del Ayuntamiento, entonces presidido por Javier Márquez, que hizo igualmente sus deberes y hay que ponerlo en su haber, ya que promovió la cesión de los terrenos, de propiedad municipal, sin lo cual hubiera sido imposible o al menos más difícil.

Las tres administraciones colaboraron a que este empeño se llevara a cabo, y la llegada de un nuevo gobierno a San Telmo no solo no ha sido impedimento, sino que se ha mantenido el compromiso, tal y como ha resaltado hoy el consejero Imbroda, aludiendo a la importancia de la colaboración institucional. Cuando la Diputación interviene en un proyecto sabemos que sale adelante, traslada credibilidad y certidumbre, seguramente por su saneada economía y el cumplimiento de sus compromisos. Reyes también ha agradecido el respaldo de la actual Junta de Andalucía. Podemos estar orgullosos porque va a ser un gran Palacio de Deportes que, ahora sí, contribuirá a hacer capitalidad. Ya mismo lo estamos estrenando.

Por lo demás no me gustaría estar en el pellejo del consejero Imbroda (Ciudadanos) que ya tiene organizado el nuevo curso escolar, que pretende ser presencial, pero que no sabemos lo que puede ocurrir de aquí a septiembre. Encima tendrán que producirse cambios, novedades, y nunca lloverá a gusto de todos, de hecho la oposición ya está poniendo el grito en el cielo. Y otro motivo de la presencia en Jaén era el de presentar la inversión de la Junta en la obra del Conservatorio Superior de Música, con un importe de más de seis millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses, y que todo hace indicar que va a ser un edificio moderno y adecuado a sus exigencias. Esta obra, que se iniciará en pocos meses, en el primer trimestre de 2021, según se ha dicho, se encontraba incluida en el presupuesto para el año 2020, de hecho era de los pocos proyectos que se contemplaban para la ciudad de Jaén, con excepción del tranvía, del que aún se dice que el convenio lo podrían firmar el presidente de la Junta y el alcalde en este mismo mes de julio. Es posible, pero lo creeré cuando lo vea. Opinaremos de acuerdo con las evidencias, porque hoy se ha comentado también que va en serio la Ciudad de la Justicia en su modalidad de obra público-privada y se pide del Ayuntamiento que proceda de nuevo a la cesión de los terrenos. Expectación. No, si todavía hay que felicitar los buenos oficios de Bravo.

Mañana, martes, una representación del sector olivarero, convocada por las organizaciones Asaja, Coag, Upa y las Cooperativas Agroalimentarias, van a estar frente a las oficinas de la autoridad portuaria, en el Puerto de Algeciras, para seguir con las protestas a consecuencia de los precios de ruina que se mantienen para el aceite de oliva. La idea no era otra que reunir a alrededor de 20.000 personas en esta cita, pero las circunstancias actuales a causa de la pandemia, han hecho que la movilización esté adecuada al momento, por lo que la cifra no puede subir de los 150 asistentes. Serán pues muchos menos de los previstos, pero van a procurar que la reivindicación sí resulte contundente. La queja no es otra que la de la competencia desleal que sufre el sector agrario y que son la causa de que productos como el aceite de oliva soporte precios de origen por debajo de los costes de producción, mientras no hay datos sobre qué aceite y cómo llega a los puertos, como el de Algeciras, el caso es que el sector estima que tiene una enorme dependencia de países terceros.

La crisis sanitaria ha frenado en seco una hoja de ruta exigente de las organizaciones agrarias, que ahora topan con el principal inconveniente, la imposibilidad de realizar concentraciones masivas, que suelen ser las que llaman la atención y llegan a los responsables de las administraciones con poder de decisión. Las palabras del ministro suenan muy bien cuando las dice, pero los hechos parecen traducir realidades distintas. Además, mientras se producen este tipo de reacciones para defender un sector estratégico de nuestro territorio se están negociando en Bruselas, en la cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la UE, cuestiones económicas relacionadas con el fondo europeo de recuperación, pero también se está hablando de presupuesto comunitario, es decir, cuestiones trascendentes que afectan a los programas europeos para determinados sectores, entre ellos la famosa Política Agraria Común (PAC) que es importantísimo en el caso específico de Jaén que venga sin rebajas. Y otros fondos de los que se nutren programas como la Inversión Territorial Integrada (ITI) y los de cohesión para revitalizar regiones que lo necesitan, como le ocurre a Andalucía.

No sé qué va a pasar en esa cumbre de Bruselas, que cuando escribo estas líneas pinta muy mal, lo que sí es cierto es que España en general y Jaén en particular, nos jugamos mucho, y por tanto del éxito o el fracaso negociador del gobierno de Pedro Sánchez, que personal y políticamente tiene un duro examen, sobre todo para bregar con los llamados dirigentes “frugales”, va a depender en gran medida el futuro de nuestro territorio.

También se ha reunido hoy en la Diputación, uno de sus órganos representativos de tipo consultivo, el Consejo Provincial de Turismo. El sector lo está pasando mal, se están empezando a dar cifras de cierta tranquilidad en alojamiento en algunos parques naturales, pero el año va muy mal y las previsiones tampoco ayudan. En el ámbito de sus competencias, y también por encima de ellas, el organismo provincial ha aprovechado todos los meses de la pandemia, y todavía está en ello, en acciones promocionales, un turismo seguro, en lo que la Diputación, y lo ha destacado el presidente, ha sido pionera. Por un lado “vendiendo” las grandes fortalezas de Jaén en algunas de las provincias andaluzas, casos de Málaga, Sevilla, Córdoba y Granada, pero además ha creado la campaña “A Jaén, a vivir experiencias” con una oferta rica y variada para los visitantes, y se ha inventado para favorecer el turismo de fuera y de dentro, los llamativos “A Jaén, al paraíso” o “A Jaén, a tu paraíso”. En aspectos como la promoción de la provincia, empezando por el turismo haciendo bueno el slogan de “Jaén, Paraíso Interior” no solo no hay que reprocharle nada a la Diputación, sino que ojalá todas las administraciones que reconocen que el turismo es una fuente económica de primer nivel, se esforzaran tanto en recursos e iniciativas.

En relación con otro programa, esta vez cultural y de ocio que por quinto años lleva a cabo la Diputación, “Noches de Palacio”, que se inaugura el día 24 con una excelente programación, hoy se ha conocido la propuesta formulada por el grupo del PP, a través de la diputada provincial Ángeles Isac, para que al elenco de grandes actuaciones programadas se unan artistas y espectáculos jienenses. Me parece muy razonable y acertada esta demanda, porque está muy bien que en Jaén se pueda disfrutar de ofertas estelares, pero en todo momento, y muy especialmente ahora, con la crisis, es una formidable idea dar oportunidad a artistas y funciones made in Jaén. Es de suponer que se tomará en consideración, teniendo en cuenta que estamos en Jaén y que siempre ponemos a Jaén en el frontispicio de cualquier iniciativa.

Soy uno más en alegrarme de que el Real Jaén llegue a la final del play off para el ascenso a la Segunda B, que pienso que es la mínima categoría donde tiene que estar, de ahí para arriba. Aunque lo que de verdad sería justo es que el ascenso afectara al Real Jaén y al Linares Deportivo, nuevamente ambos equipos en un mismo nivel y con ambición. Si el Real Jaén consiguiera el próximo sábado en Marbella superar el obstáculo frente al Ejido, el siguiente paso debería ser reorganizar el club porque da la impresión desde fuera, y yo soy un profano, no sé más que lo que veo, leo y escucho, que renovar la dirigencia y llevar aire nuevo y fresco a los despachos, es una necesidad imperiosa si se pretende que haya proyecto de futuro y la ciudad vuelva a vibrar con su histórico equipo. Hala Jaén!     

  

Foto: Presidente de Diputación y alcalde han sido anfitriones de los consejeros de Deportes y Hacienda, en la visita a las obras del Palacio de Deportes Olivo Arena.

Antonio Garrido
20 Julio 2020
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario