CRÓNICAS DE CANÍCULA: MÁS DE 20 AÑOS ESPERANDO EL PARQUE ARQUEOLÓGICO DE MARROQUÍES BAJOS

ACOTACIONES

CRÓNICAS DE CANÍCULA: MÁS DE 20 AÑOS ESPERANDO EL PARQUE ARQUEOLÓGICO DE MARROQUÍES BAJOS

“SALVEMOS MARROQUÍES”. De vez en cuando aparecen en los medios de comunicación noticias relacionadas con la zona de Marroquíes Bajos y su singular riqueza arqueológica. Mientras las administraciones responsables, en especial la Junta, se deciden a crear un parque arqueológico a la altura de los restos encontrados y los que llegarán en el futuro, un objetivo que se hace esperar y que ya debería ser una realidad hace tiempo, hay que agradecer que la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento esté acogiéndose a las colaboraciones privadas para seguir trabajando, con campos de voluntariado, en la localización de nuevos hallazgos y con frecuencia van apareciendo elementos que dan idea de la excepcionalidad de esta Zona Arqueológica de la ciudad de Jaén. Hay colectivos muy interesados en su proyección y en que no se olvide este excepcional patrimonio de Jaén. A título de ejemplo, y no es el único, desde el “Instituto Almenara para el progreso y el Desarrollo de Andalucía”, y desde la revista “Argarica.es, Arqueología e Historia”, se promovió la campaña “Salvemos Marroquíes Bajos, la primigenia Jaén”. Este movimiento de apoyo a Marroquíes es de los más inquietos en su defensa y promoción  como la gran ciudad que es de la Edad del Cobre, la mayor de Europa, a la que, resaltan, una arqueóloga se atrevió en calificar como “una Nueva York prehistórica” y ellos demandan su declaración como Patrimonio de la Humanidad.  

La mayor difusión sobre Marroquíes Bajos se la debemos a un documental de National Geographic que la catapultó a la fama en marzo de 2017, hace más de cuatro años, y que también tuvo un espectacular eco en Jaén y entre los jienenses, los que viven aquí y los que se encuentran fuera. En el referido trabajo, buscando la Atlántida en el sur de España, se había topado con el yacimiento arqueológico de Marroquíes Bajos, que ha pasado a formar parte de la leyenda. No era la primera vez que al emblemático lugar de Jaén, situado en pleno Bulevar, los investigadores lo han situado en el contexto de las realidades históricas más diversas, bien es cierto que han pasado miles de años y es imposible ubicar con certeza el origen del poblado que tenemos en casa y casi ni nos enteramos hasta que el documental producido por James Cameron nos lo sirve en bandeja y se relaciona con la isla mítica mencionada y descrita en los diálogos Timeo y Critias, del filósofo griego Platón.

Aparte del subidón, y de vernos envueltos en esta sugerente travesía, lo bueno de esto es que cuando los medios de comunicación de masas se ocupan de hechos sobresalientes de Jaén nos ponemos alerta y ocurren esos ataques de impulso, que son buenos porque ayudan a percatarnos de nuestra realidad, a veces tan escondida y tan incomprendida. Algunos investigadores locales, de nuestra propia Universidad y de fuera de ella, llevan años desgañitándose sobre la antigüedad de la ciudad en la que vivimos. Y hay personas a título individual que llevan años protagonizando una cruzada en favor del patrimonio, con especial referencia a este lugar al que ahora nos referimos, como es el caso del vecino Juan Molina Valdés, que ha dedicado cientos de horas a este empeño. Nadie se había dado por aludido, ni el Ayuntamiento, ni la Junta, ni el sursum corda, pero casi todos quisieron aprovechar la oportunidad o mejor el oportunismo para subirse al carro de la actualidad, con la Atlántida de fondo, otro sueño para alimentar en este Jaén que pudo ser, porque lo tuvo casi todo, y que no es, porque los jienenses hemos perdido las oportunidades que la historia nos ha regalado. Esta es una de ellas, pero no creo que haya que recordar unas cuantas más.

Ya dijimos en su día que no viene mal un poco de promoción sobre los orígenes de nuestro Jaén para situarla en el mapa y que nos sintamos orgullosos de viejas glorias. Pero acto seguido, cuando abramos los ojos, debemos caer en la cuenta del maltrato que se le ha dado a esta ciudad. Ahí, en pleno Bulevar, tenemos restos de la Edad del Cobre, que son un referente fiable de nuestros orígenes, de hecho se le ha considerado el mayor yacimiento prehistórico de toda España, que si estuviera cuidado y visitable, sería una enorme atracción desde el punto de vista científico, histórico y por supuesto turístico. Ahí está el solar, totalmente abandonado, que representa por cierto una clamorosa deuda a Jaén, otra más, de la Junta de Andalucía, que prometió hace más de veinte años ¡¡¡veinte años!!! en el lugar un parque arqueológico para recuperar en lo posible y visualizar su enorme importancia. Se han centrado únicamente en el Museo Íbero, y que, con ser muy importante, representa solo una parte de la riqueza arqueológica que atesora una población a la que se le ha negado su valor. Es fácil imaginar este patrimonio en alguna otra capital andaluza, pongamos Sevilla por ejemplo.

Esto sin contar con que la actual Marroquíes Bajos es posiblemente la punta del iceberg de unos asentamientos de mayor envergadura, algo que por ahora nunca sabremos, porque el crecimiento urbanístico por la zona de Expansión Norte, la especulación desmedida de los mejores años de la burbuja inmobiliaria, dejaron bajo tierra para los restos un legado de valor incalculable con la complicidad de todo Jaén, insensible como su clase dirigente, y por supuesto entono el mea culpa en lo que me corresponde, porque los medios de comunicación debimos actuar como perro de presa ante ciertos desmanes.

Creo que en este momento de mayor implicación social, y aprovechando la feliz coyuntura de un reportaje televisivo que por lo menos nos hizo pensar, hay que hacer dos cosas: primero, alimentar, porque es un buen aliado para el turismo, esa faceta de Jaén como “la más misteriosa de las Andalucías”, y segundo, cuidar lo que nos queda, este yacimiento de Marroquíes Bajos que hoy representa la apatía de unos dirigentes políticos y de una ciudad adormecida, salvando en este momento la digna de aplauso iniciativa municipal, y que debería ser ya, hace tiempo, un parque arqueológico que nos recuerde a nosotros que estamos aquí, y a los que vienen de fuera, que esta no es una ciudad cualquiera, que esto es Jaén y que con la Atlántida o sin ella, nuestra voluntad es recuperar el tiempo perdido y abrazarnos a una antigüedad que nos legitima.

EL TREN Y EL TRANVÍA. Sobre otro de los grandes retos de Jaén, la comunicación por ferrocarril, Renfe acaba de anunciar nuevos servicios, en especial los demandados con Madrid, y los habrá tanto por el trayecto habitual ahora como con la lanzadera hacia Córdoba vía Ave, y, un dato importante, con precios asequibles, más o menos en la línea de la tarifa convencional actual Jaén-Madrid. Dentro de lo que cabe se trata de buenas nuevas, aunque para valorarlas en su justo término y felicitar, si hay motivo para ello, esperaremos a que llegue el momento y se cumplan los compromisos. Cualquier avance, por pequeño que sea, mientras se actúa sobre soluciones estructurales en la mejora de los servicios ferroviarios, será bien acogido. En la misma línea hay que subrayar el hecho de que la Consejería de Fomento de la Junta haya resuelto (ya se había comprometido en la anterior etapa de gobierno) la integración del tranvía de Jaén en el Consorcio del Transporte del área metropolitana de la capital, que reportará descuentos a los usuarios del sistema tranviario del orden de un 30 por 100 de la tarifa. Hay que seguir echando a volar la imaginación para fomentar el uso de este nuevo transporte en el momento en que se ponga en funcionamiento.

MATINSREG: EL JUICIO DEL ALCALDE. En el ámbito político lo más destacado siguen siendo las reacciones en torno a la sentencia que ayer se hizo pública del “caso Matinsreg”. Hoy quien ha querido pronunciarse ha sido el alcalde socialista de Jaén, Julio Millán, que lo hace en un tono bronco, que, al menos a mi juicio, no es el que corresponde al regidor de una ciudad, que tal vez debería ser más conciliador, aunque señalando la gravedad del asunto y el perjuicio para el Ayuntamiento. Pero en el PSOE siguen erre que erre considerando que se trata de “una condena política al PP y a su forma de gobernar la ciudad”, que me parece que forma parte del argumentario, todos con el mismo mensaje, y aprovechando para herir al adversario, que está en horas altas, no así las siglas socialistas, y me refiero concretamente a Andalucía, de ahí que las consignas sean despiadadas críticas a todo lo que huela a populares. A mi parecer no se puede extraer de la sentencia que este de Jaén sea un problema que afecte al PP como organización, sino que se trata de conductas particulares y coincidentes, eso sí, en un entramado que causó un daño importante a las arcas municipales. Dice más el alcalde: “El PP de Jaén no puede pedir que se pase página y se olvide esto. Yo pido a los vecinos que lo tengan siempre presente”.

Esta llamada a la ciudadanía me parece muy elocuente y tiene trasfondo. Aprovecha Julio Millán para recordar episodios como los del parking Avenida, el caso Bariloche, las empresas concesionarias y en concreto la de los autobuses urbanos, pero corre el riesgo de que la oposición le refresque la memoria con otras aventuras que afectan a los gobiernos socialistas, por ejemplo el parque acuático, el parking del hípico, la nave de Dhull…En este sentido el que esté libre de culpa que tire la primera piedra. Estoy muy lejos de ser el abogado defensor de nadie, menos del caso de referencia, y no me parece mal que el alcalde exprese su opinión, faltaría más, pero no me ha gustado el tono y en política parece que se trata de echar carreras a ver quién es más atrevido. No es solo el alcalde, suelen caer todos, el mal está muy extendido, tanto que ya no logran sorprendernos.

UNIDAS PODEMOS POR JAÉN. Más del Consistorio, el cambio de denominación del grupo de dos concejales de Adelante Jaén, que por problemas de la marca pasan a denominarse Unidas Podemos por Jaén. Coincide con un nuevo tiempo político en el que saben que el gobierno en minoría y a la cabeza su alcalde, tienen necesidad de negociar y se ofrecen para ello, ya que sumando sus votos a los 12 ediles del gobierno municipal (11 del PSOE y 1 de Ciudadanos) conforman mayoría absoluta con 14 concejales de 27 de la Corporación. Lo expresa con claridad su portavoz, Javier Ureña, que en la nueva situación pretenden hacer valer sus posiciones y propuestas. Y añade como aviso de navegantes: “Se echa en falta un modelo de ciudad claro, un urbanismo que responda a las necesidades y también ha faltado un decidido apoyo a las clases sociales más desfavorecidas”. Aquí hay tajo.      

MÁS SOBRE LA FAMOSA ITI. Nada nuevo esclarecedor sobre la famosa y polémica ITI, Inversión Territorial Integrada, salvo todo lo vergonzoso que hemos ido conociendo, la salvación milagrosa que nos anunciaban para la provincia, con la demostración palpable de cómo los gobiernos se han reído de Jaén en la cara de todos los jienenses, porque descuidaron sus deberes. Las diez plataformas ciudadanas les descubrieron sus vergüenzas manejando un informe de la Dirección General de Fondos Europeos. No merecemos a responsables públicos que parecen empleados a sueldo de sus partidos en lugar de defensores a ultranza del interés de la provincia. Ya dije en su momento que se saldrían por los Cerros de Úbeda. No aceptan la crítica y el argumento es siempre el mismo, negar la evidencia o descalificar sin más al que osa a la discrepancia. Y por cierto, acabo de recordar una declaración en su día de la diputada al Congreso, Laura Berja, diciendo que en el PSOE estaban analizando el informe de la ITI y pedirían explicaciones si era necesario. ¿Las han pedido? Acabáramos, pues esta es la historia. Y las plataformas, insisto, han denunciado que en realidad ni Gobierno de España ni Junta han asumido sus responsabilidades como corresponde con respecto a la ITI. Nada que a estas alturas nos sorprenda en una provincia que ha confiado en una política que poco a poco ha ido minando cualquier atisbo de progreso y desarrollo. ¿Se puede decir más claro?

EL VIVERO. El Ayuntamiento ha recuperado, le ha costado varios años, el que fuera potente vivero de empresas de la desaparecida Cámara de Comercio, y se ha venido anunciado repetidamente que con el fin de ponerlo al servicio de las iniciativas empresariales. Era el último bastión de una entidad que jamás debió perderse y que confiamos en que en algún momento podrá reaparecer. Si así fuera, ¿podría recuperar ese vivero? El anterior gobierno de la Junta certificó su defunción y el actual, que tanto prometió en campaña que iba a salvarla, se ha encargado de las honras fúnebres. Descanse en paz. Esta vez tampoco la política movió un dedo con energía y decisión para mantener un entramado que pusieron en peligro hasta cargársela empresarios irresponsables y políticos cómplices. La pérdida del vivero es también una metáfora de los trenes que uno tras otro vamos dejando escapar, con la inestimable ayuda de los poderes públicos, precisamente en un momento en el que todo Jaén está levantado, indignado y dispuesto a defender lo que le pertenece. Que Dios les perdone.

ESPERANDO LOS FONDOS EUROPEOS. Una buena noticia a priori es que el presidente de la Diputación ha presentado el Plan Diputación Proactiva. Ha metido lo de “activa”, supongo que para introducir un guiño de una marca conocida, el famoso Plan Activa, si será por planes, que estuvo funcionando unos años en la etapa de Zapatero y que Sánchez comprometió en sus visitas de campaña, aunque ni ha llegado a ocuparse de ello ni el PSOE jienense se lo ha demandado públicamente como hace con otras administraciones, como la Junta de Andalucía. Pero volviendo a la iniciativa a la que me refiero, se concreta en 15 proyectos para optar a Fondos Europeos de Recuperación, por un importe de 810 millones de euros, y que se basan en planteamientos que figuran en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España, el llamado Plan “España Puede”, los retos identificados en la ITI y los objetivos del Plan Estratégico de la Provincia. El titular de la Corporación Provincial, Francisco Reyes, ha destacado la gran oportunidad que se le presenta a Jaén con estos recursos que tienen como objetivo paliar las consecuencias sociales y económicas de la pandemia. Los ejes sobre los que gira este Plan se refieren a la transición ecológica, la digitalización, la cohesión social y la cohesión territorial. Reyes ha expresado asimismo que la maquinaria de la Diputación está preparada para acudir a las convocatorias de los gobiernos estatal y autonómico.

No sabemos muy bien cómo se responderá en su momento a los numerosos proyectos planteados por la provincia de cara al Plan de Recuperación que sobre todo los ayuntamientos esperan como agua de mayo. En su día el Ayuntamiento de la ciudad de Jaén, daba cuenta de haber presentado al Plan “España Puede” 18 proyectos valorados en 300 millones de euros para soportarlos. El presidente de la Diputación, encargado de coordinar las peticiones de los consistorios para el envío de todas las peticiones a la Federación de Municipios y Provincias, también dio cuenta del montante total que demanda el conjunto provincial que era de 402 proyectos con una valoración de 5.147 millones. Solamente la propia Diputación ya aportaba 47 actuaciones por 739 millones, basándose en el banco de proyectos en lista de espera que obran en la Fundación Estrategias por haber nacido en el Plan Estratégico de la Provincia. Los ayuntamientos, por su parte, sumaban 355 iniciativas. No sabemos de qué manera se van a distribuir las partidas y si se conseguirá todo o parte de lo solicitado, en cualquier caso si vinieran esos más de 5.000 millones sería una inyección importante, también para el objetivo de ejecutar proyectos y crear empleo que es la necesidad vital que en este momento existe. Pero como en la cita evangélica, muchos son los llamados y pocos los elegidos. Los millones no son ilimitados. Es de esperar que al menos, sabiendo lo que sabemos, conocidas las afrentas y la deuda histórica de los gobiernos con este territorio, esta vez con los fondos europeos sean medianamente sensibles y la respuesta no sea la misma de siempre. Ahí es donde debe poner su atención reivindicativa exigente la sociedad civil organizada.

Foto: Hace más de veinte años que la Junta se comprometió a hacer de Marroquíes Bajos un gran Parque Arqueológico.

 

 

Antonio Garrido
16 Julio 2021
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario