CRÓNICA DEL DÍA: QUE VENGA EL MINISTRO, Y QUE ADEMÁS LO HAGA EN TREN

ACOTACIONES

CRÓNICA DEL DÍA: QUE VENGA EL MINISTRO, Y QUE ADEMÁS LO HAGA EN TREN

SÍ, QUE VENGA ÁBALOS. Como en esta ciudad el enfrentamiento afecta por igual a todas las cuestiones, se convierte en polémica hasta algo tan natural como que un alcalde pida o exija que el AVE no margine también a la capital, como lo han hecho todas las comunicaciones. El secretario general del PSOE local, Julio Millán, que va a ser candidato a la Alcaldía, es quien se encara con Javier Márquez, al que acusa de no haberle reivindicado a Rajoy y sí hacerlo ahora a Sánchez. El alcalde también le podría contestar a Millán que el PSOE durante años no ha movido un músculo con respecto a las comunicaciones ferroviarias y ha tenido mucho tiempo todo el poder en sus manos. Hasta que la Diputación, no el PSOE, pidió un informe al CES provincial, que en efecto dio a luz un valioso documento que ha servido de base a la entrevista entre el ministro Ábalos y Francisco Reyes. Cuantos más se interesen por el lamentable olvido que para el Gobierno de España, de todos los colores, ha sido el ferrocarril, mucho mejor. La respuesta de Rajoy al tren para Jaén ha sido completamente nula, la de los parlamentarios del PP igual, pero cuando ha gobernado el PSOE la situación no ha sido mejor y tampoco hemos visto a la hasta ahora presidenta andaluza, Susana Díaz, clamar ante Madrid por el maltrato a Jaén en materia ferroviaria. No le vayamos a negar ahora al alcalde hasta el derecho que tiene a pedir en nombre de la ciudad, no pongamos etiquetas en las que unos políticos queden muy bien como que se interesan tanto por las cuestiones del territorio mientras otros cada vez que se mueven parece que sea únicamente para salir en la foto.

Creo que si el alcalde ha saltado, y por cierto no es la primera vez que lo hace, no es por puro oportunismo, sino porque como él ha señalado con toda contundencia, en este momento está sobre la mesa el AVE para Almería, Granada, Murcia, Albacete, Ciudad Real, Córdoba y Málaga, es decir, nuestro entorno, en unos casos para llegar por vez primera y en otros para aumentar su posición actual, y me parece de toda lógica que Márquez pregunte y exija ¿y qué pasa con mi ciudad, ¿no tiene derecho a estar en el mapa ferroviario? Es lo que cualquiera hubiéramos hecho en su lugar en vez de cruzarse de brazos como la mayor parte de los políticos jienenses, sálvese quien pueda, y serán muy pocos, han hecho en las últimas décadas, precisamente por eso estamos donde estamos. Por tanto, en lugar de buscar el enfrentamiento tal vez habría que hacer autocrítica de lo que no se ha hecho bien, porque el desmantelamiento de los servicios ferroviarios, de los que tanto nos lamentamos ahora, no se ha producido por generación espontánea, ha sido un proceso y todos lo hemos ido viviendo, incluidos los principales partidos políticos que han tenido responsabilidades de gobierno. Que no jueguen ahora a que no se enteraban. Por eso me agrada que, aunque tarde, el presidente de la Diputación, con el informe del CES en la mano, se fuera a hablar con el ministro, y no puedo por menos que estar de acuerdo con Javier Márquez cuando ha pedido al titular de Fomento que haga una visita a Jaén y que, a ser posible, se venga en tren, para que se entere en propia experiencia de que lo que le vamos a pedir es algo natural a la altura del siglo XXI en que estamos, con unos servicios propios de otro siglo y cuatro interminables horas para comunicarnos con Madrid. ¿Cómo no estar de acuerdo con el alcalde cuando afirma que Jaén no se merece que se le deje al margen? Seamos serios, no hagamos pelea de cualquier cosa, pongamos las luces largas a la hora de plantear asuntos que son muy importantes, decisivos, para el futuro de nuestro Jaén.

LA SANTA PACIENCIA DE LOS PUENTES. Otro debate tiene que ver con el tema de los Puentes, siguen pasando los años, ya más 22, sin que se haya resuelto la situación de los propietarios de las urbanizaciones próximas a la ciudad que siguen demostrando más paciencia que el santo Job. Las administraciones han actuado, todas, ninguna se salva, con una lentitud pasmosa, pero la política, que todo lo enzarza, se ocupa de vez en cuando de señalar las responsabilidades, y otra vez el PSOE quiere sacar pecho de que ahora que está el gobierno de Pedro Sánchez es cuando se va a dar un paso decisivo al frente, porque, según este partido, que por lo visto no ha tenido nada que ver en veinte años, en los últimos siete ejercicios lo que han hecho la Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento ha sido pasarse la pelota. Algo de razón sí que tiene, la verdad, no se la voy a quitar toda, pero esta imagen que refleja muy bien lo ocurrido, es ampliable al conjunto de las actuaciones, y que justifican que los vecinos estén hartos de tan larga espera. Y gracias a que no se ha producido ningún desastre natural, porque estaríamos lamentando tantísima lentitud para dar solución a un problema importante y que no admitía esperas.   

El caso es que repetidamente y durante años, con promesas y aplazamientos se celebraban reuniones con los vecinos de los Puentes con el fin de avanzar en la regularización de las viviendas de las zonas residenciales, en las viviendas que debían demolerse, al tiempo que se hablaba de los mapas de peligrosidad y riesgos en la zona, etc. Puedo entender la desesperación de los afectados, que así nos lo han hecho ver en numerosas ocasiones, del escaso avance y también de tener encima siempre la espada de Damocles de que pudieran repetirse situaciones de angustia como las que provocan las tormentas por el peligro de desbordamiento de los ríos. El Ayuntamiento ha venido defendiendo que todas las soluciones estaban incluidas en el PGOU, y la Confederación Hidrográfica señalaba desde hace tiempo que su trabajo estaba finalizado. En fin, la asignatura de Los Puentes es un ejemplo de lo que cuesta en Jaén sacar adelante cualquier proyecto. ¿Cuánto tiempo más va a hacer falta para que se ponga en esta preocupación ciudadana el punto y final?

REQUENA, ENCANTADO. El otro asunto que hoy me llama la atención, poderosamente además, es la interpretación que acaba de hacer el presidente provincial del PP, Juan Diego Requena, de los últimos resultados electorales en la provincia, donde creen que han sido “pieza clave” para que se produzca el cambio en Andalucía. En una reunión de balance de fin de año, ante el órgano de dirección de los populares jienenses, Requena se jacta de haber logrado hacer retroceder al PSOE en uno de sus feudos, y para más inri, creyendo que el PP tiene la llave de la integridad y que ha debido dar ejemplo de ello, anuncia que harán de la Junta “una institución modélica al servicio de los ciudadanos y no de las casas del pueblo”. Esto lo debe saber muy bien Requena, porque al parecer fue lo que hizo su mentor, Fernández de Moya, en el Ayuntamiento de Jaén, que se dejó el partido en la calle y no lo usó en el desempeño de su cargo. Si hablar tuviera algún coste, algunos responsables políticos seguro que se lo pensarían, por el momento no es así y ya se ven los resultados. Lo que más satisfecho ha dejado al presidente provincial de los populares jienenses, y ni siquiera se molesta en disimularlo, es tener la oportunidad de pedirle que devuelvan las llaves “a los Chaves, Griñán, los Valdivielso, Zarrías, los López, Ferris, todos juntos de la mano de Susana Díaz”. Y el final ya es de traca cuando parece estar encantado del funcionamiento del partido que preside y divisa un paisaje absolutamente idílico, ya que, según él, se han acabado las facciones, las corrientes, las discrepancias y las intrigas palaciegas…Cualquiera que siga la actualidad, las redes sociales, etc., sabe que por lo visto hay dos PP en Jaén, el que apunta Requena, que es el que más le conviene, sin duda, y el PP real que dista un poco de la visión que proyecta su líder. Ya saben, dime de qué presumes y te diré de lo que careces.

FOTO: El alcalde, Javier Márquez, pide que el ministro de Fomento venga a Jaén y lo haga en tren.

 

Antonio Garrido
21 Diciembre 2018
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario