CRÓNICA DEL DÍA: LA OLLA EXPRÉS DE LINARES  Y LA VISITA DE JUANMA MORENO

ACOTACIONES

CRÓNICA DEL DÍA: LA OLLA EXPRÉS DE LINARES Y LA VISITA DE JUANMA MORENO

LA PANDEMIA AL DÍA. Parece obligado con la que está cayendo empezar con el monotema, la deriva de la pandemia que acaba de cumplir diez meses y ahora mismo nos trae por la calle de la amargura, dicen que estamos a punto de llegar al pico máximo, pero no hay que fiarse. Como no hay manera de poner de acuerdo a las administraciones responsables para que colaboren de buen grado, hay que ver que ni siquiera una circunstancia tan terrible es capaz de provocar un consenso, tampoco en la población, ahí seguimos atascados en las medidas a la carta de cada comunidad autónoma y en la falta de entendimiento con el ministro responsable, el señor Illa, candidato in pectore para la Generalitat, que da una de cal y otra de arena. No obstante es de justificia decir que la reunión de la comisión interministerial que se ha celebrado esta tarde en Sevilla ha sido de guante blanco. Los ministros han elogiado el trato del presidente de la Junta y de su consejero de Salud, y lo mismo ha ocurrido a la recíproca. Hoy se han comportado. Qué oportunidad perdida para haber hecho piña, todos juntos contra un enemigo común, porque el único enemigo que conozco es la covid-19 y a veces da la impresión de que la fijación está en otros intereses, que en esta hora del país me parecen mezquinos y contrarios al interés general.

En la provincia desde el pasado fin de semana se han endurecido las restricciones en razón de los propios registros que ofrece la crisis sanitaria, de modo que tenemos a media geografía más o menos confinada, en función de sus propias tasas de contagio, la capital a un paso de cerrarse también, y cada vez con más jienenses en cuarentena. Se han elevado los fallecimientos, hasta los 676 que sumamos hoy, y la presión hospitalaria ha conocido un estirón notable, contamos con 224 ingresados, 30 en UCI, y con tendencia a seguir subiendo. Hay motivos para la preocupación, pero en estos momentos es cuando por un lado necesitamos poder confiar en políticos de talla, a los que veamos entregados a la causa, pero ¿dónde están esos políticos? y por nuestra parte tratar de mantener la calma pensando en positivo, en que ya queda menos para salir de este tremendo bache sanitario y económico que ha desbaratado nuestro ritmo de vida. Con el tema de las vacunas la sensación general que sentimos los profanos, los que tenemos opinión simplemente por lo que percibimos, es que se va a un ritmo lento y que va a costar llegar al verano con un panorama de mayor relajación.

¿Y qué me dicen de los políticos de todos los colores que se están vacunando haciendo bueno el dicho de ande yo caliente…Vergonzoso, y al menos uno se ha visto obligado a dimitir. Dicho esto, es verdad que a veces cuesta entender decisiones emanadas de la autoridad, como por ejemplo permitir la movilidad entre provincias para practicar esquí y caza. He visto sudar al vicepresidente Juan Marín y no saber dónde meterse cuando ha sido preguntado al respecto, desde luego no creo que se trate de una propuesta del comité de expertos, no me extraña tanta crítica porque en este caso es razonable y por cierto sin marcha atrás.

SOBRESALTO EN LINARES. En torno a las consecuencias que para la economía de la provincia está teniendo este periodo largo de la pandemia, bien se puede utilizar esa expresión de que a perro flaco, todo son pulgas. Esta semana ha habido algunos sobresaltos, como por ejemplo el anuncio de cierre de El Corte Inglés de Linares, que dicen que es temporal, sujeto a planes internos de la compañía, pero quién sabe si aprovechando la circunstancia Linares se desprende de un establecimiento que le ha dado vida durante casi veinte años. Fue en 2002, en noviembre, cuando se inauguró este centro, el primero de El Corte Inglés en la provincia, porque el de Jaén llegaría cinco años después. Eran otros tiempos, vino a inaugurarlo el presidente de la firma, Isidoro Álvarez, acompañado por el entonces todopoderoso consejero de Presidencia, Gaspar Zarrías. El Corte Inglés era una especie de lenitivo, de placebo, ante una crisis galopante de Linares, propiciada por los errores políticos encadenados, incluido el Plan Linares Futuro que fue otro sonoro fracaso. Hace poco desertaba también la tienda de Zara.

Linares no levanta cabeza, pero los políticos no se ponen de frente ante el problema, ni los gobiernos anteriores, ni el actual de la Junta, aunque, oh sorpresa, la olla exprés en que se ha convertido en los últimos días la ciudad de las minas, la presión hacia sus responsables públicos, el gobierno del mismo color de la Junta, el malestar del alcalde, Raúl Caro, que ha hecho varios amagos de indisciplina superado por la situación, y la inquietud de toda la sociedad, han provocado que para mañana mismo se anuncie una visita de urgencia del presidente Juanma Moreno, que suponemos vendrá a Linares con algo más que palabras porque en las hemerotecas estás los compromisos electorales, pero ya se sabe, se hace campaña en verso, pero se gobierna en prosa. La visita parece que estaba hablada desde hace tiempo, con la excusa de inaugurar el edificio del Ayuntamiento, pero las circunstancias la han acelerado. El caso es que otra vez ha estallado la reacción ciudadana, pero en esta ocasión liderada por jóvenes, bajo el lema #YoCreoEnLinares, promoviendo una cacerolada desde los balcones en la noche de ayer, que fue apoteósica. Los jóvenes son el futuro y es precisamente el futuro de Linares el que está en juego. Tome nota la provincia, porque esta situación nos afecta a todos.  

FIRMAS PARA EL PLAN COLCE. Cambiemos de tercio. Menos mal que en este momento cuaja una iniciativa en la capital que, rara avis, provoca consenso, que no es de ningún partido y pretende concitar el respaldo de todos los jienenses, se trata de la candidatura para que Jaén sea la sede de una base logística del Ejército. Ayer mismo confirmaron su apoyo los cinco grupos políticos del Ayuntamiento, y al tiempo se ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas que en horas está haciendo historia, ya he firmado, por supuesto, y es que como ha señalado en un mensaje la plataforma ciudadana “Jaén Merece Más” “necesitamos políticos que sepan llegar a acuerdos por Jaén”. Cierto que en este caso se sienta un precedente que ilusiona, pero cuidado con que se suba a la cabeza la euforia y los delirios de grandeza, me da la impresión de que algunos concejales pretenden ponerse a la cola para tratar de emular a la señora María Cantos. El edil de Deportes, Carlos Alberca, ya ha tenido un sueño, según leo en el deportedejaen.com, quiere presentar a esta capital nuestra como candidata a Ciudad Europea del Deporte.

Me gusta la gente, también los políticos, que tienen ambición, siempre y cuando pisen en suelo firme y no se dejen llevar por la fantasía. Que eche un vistazo primero a las instalaciones y después que abra los ojos a la realidad. Por cierto, una sugerencia al grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Jaén. ¿No se les ha ocurrido llamar la atención a sus compañeros de Córdoba que han tenido ahora la ocurrencia de aspirar también al Plan Colce, a sabiendas de que el Parlamento andaluz ya se ha pronunciado de manera unánime en favor de Jaén? Tienen todo el derecho del mundo, pero hay que defender la coherencia.

LEALTAD INSTITUCIONAL. Esta semana también ha habido valoración de los dos años de gobierno de PP y Ciudadanos en la Junta. Mientras que el alcalde, Julio Millán, guarda las formas y se ha demostrado que la llegada de Juanma Moreno y del propio Millán a sus  responsabilidades ha servido para superar las que siempre fueron relaciones irreconciliables entre Junta y Ayuntamiento, hoy presididas por la lealtad institucional, aunque chirríen asuntos como el del tranvía y algunos más, pero dos no se pelean si uno no quiere. El que ha hecho de dóberman es el secretario provincial del PSOE, Francisco Reyes, que no se ha apartado del argumentario de su partido a la hora de juzgar los dos años del ejecutivo andaluz, frases como que la provincia ha sufrido el timo del tocomocho y otras por el estilo, ya les digo, mismo juicio en todos los responsables socialistas, lo ordena el guion establecido, todos como un papagayo. Es el partido el que le zumba a la Junta, no el Ayuntamiento, es decir, el equipo de gobierno. Hoy mismo la diputada Mercedes Gámez ha pedido que se acelere el convenio para la puesta en marcha del tranvía, lo dijo ayer Reyes, todos a una, pero el alcalde está armado de paciencia, contrario a dar una imagen de confrontación.

JUAN BRAVO. Quien toma fuerza en este gobierno andaluz es el consejero Juan Bravo, la cuota jienense, como suelo llamarle, y le gusta estar cerca de los asuntos de Jaén. Es muy pronto aún para valorar su trabajo por la provincia, pero apunta maneras, de todos modos la experiencia nos dice que mejor no quedarnos en la apariencia, sino en la esencia.

GESTO DE CSIF CON LOS MAYORES. Y chapó para el sindicato CSIF Jaén por su hermosa campaña navideña de envío de cartas a las personas mayores que viven en residencias de la Junta en la provincia, para ayudarles a superar en lo posible la situación de tristeza por la pandemia y de nostalgia por no estar cerca de sus familias. Una campaña con el título de ¿Nos ayudas a dibujar sonrisas en nuestros mayores? que ha sido un acierto. Tenemos una deuda permanente con las personas mayores que son nuestra referencia y que están sufriendo como nadie la dureza de este revés de la vida. Llevarles alegría es un maravilloso regalo.

Foto: Juanma Moreno, en el centro, en su visita a Linares,en noviembre de 2018, en la campaña electoral que le llevó a la presidencia de la Junta de Andalucía.

Antonio Garrido
20 Enero 2021
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario