CRÓNICA DEL DÍA:

ACOTACIONES

CRÓNICA DEL DÍA: "JAÉN MERECE MÁS", EL REVULSIVO PARA UNA CIUDAD ADORMILADA

Esta ciudad tiene quien la defienda. Siempre ha habido personas y grupos que se han partido la cara por su Jaén, hay que reconocerlo en justicia, pero de un tiempo a esta parte lo que hay es una legión, un ejército, aglutinado en la plataforma ciudadana “Jaén Merece Más”, que ha logrado congregar en este proyecto a decenas de agentes sociales de todos los ámbitos, para reivindicar el Jaén que queremos, diría más, que exigimos. Tras su constitución formal en el primer trimestre del pasado año, la gran prueba de fuego tuvo lugar el día 17 de junio, hace justamente un año, en la manifestación que sacó a la calle a alrededor de 7.000 jienenses, en una tarde extremadamente calurosa, que va a pasar a la historia como un grito desesperado de la sociedad civil de esta capital, harta de promesas y de desengaños, de planes y más planes como maniobras de distracción y para ir aplazando las soluciones, y esto ocurre desde que podemos abarcar con la memoria, con el Plan Jaén e incluso mucho antes, y a la postre ha permitido un permanente, insoportable y lacerante balance de olvidos por parte de todas las administraciones. Jaén ha estado condenada, los políticos de todos los gobiernos y de todos los colores, sálvese el que pueda, siempre apreciaron la resignación y la sumisión de Jaén, su aceptación de la realidad, el sometimiento a lo que nos venía dado…Pero esto que tradicionalmente ha sido así, no podía ser eterno. Hay una sociedad con una rebeldía cívica de acuerdo con los nuevos tiempos en los que nos encontramos, que ha dicho ¡¡¡basta ya!!! y es la que se ha puesto manos a la obra.

Tras la manifestación del 17 de junio la plataforma ha estado trabajando en articular una hoja de ruta para trasladar a la realidad el sentir de la ciudadanía y transmitir a los poderes públicos la demanda de tantas voces reclamando que se pase de las palabras a los hechos, que esta capital no va a permitir por más tiempo discursos vacíos ni brindis al sol, que lo que se exigen son inversiones contantes y sonantes, como las que se han propiciado en otras zonas de nuestra propia comunidad andaluza. Porque no queremos ser más que nadie, pero tampoco menos, porque estamos cansados de sentirnos ciudadanos de segunda o de tercera y constatar, por esta circunstancia tan nefasta, que cada vez nos alejamos más de otras capitales que han cogido velocidad de crucero, gracias al mimo de las administraciones, y estamos lejos de la tan deseada convergencia, porque no convergemos ni con nosotros mismos….

Uno de los logros de la plataforma ciudadana “Jaén Merece Más” fue sentar en una misma mesa a los portavoces de los grupos parlamentarios de la Cámara andaluza, en un encuentro, celebrado en el marco simbólico de la Catedral, para entregarles un amplio dossier donde se contienen más de medio centenar de propuestas, para que se puedan establecer prioridades y los políticos que dicen representarnos tengan tarea para unos cuantos años, dando a Jaén lo que en justicia le corresponde. Esa reunión fue una primera toma de contacto y al poco tiempo tuvo continuidad en Sevilla. No vamos a lanzar las campanas al vuelo por los resultados, los políticos suelen decir sí a todo, es conocida la frase de Nikita Jruschov: “Los políticos siempre hacen lo mismo: prometen construir un puente aunque no haya río”…pero al menos creemos que se consiguió que cada vez que se hable de Jaén en el Parlamento, los diputados y diputadas, sobre todo los que hayan podido estudiarse el informe, tengan siquiera una mínima idea de lo que se trata, y lo hemos visto ya en varias oportunidades, de modo que desde este punto de vista, misión cumplida.

Dejemos un margen para el optimismo, quién sabe, a lo mejor nos sorprenden, en este caso sería una sensación agradable, en fin, soñar no cuesta nada. Pero tras la señalada cumbre surgió el debate y la polémica de la Inversión Territorial Integrada (ITT), esos fondos europeos que están pensados para ayudar a los territorios con mucho paro y despoblación, tanto es así que parecen creados “ad hoc” para Jaén, aunque, vaya paradoja, solamente la Diputación en todos estos años, se ha acordado de que tales fondos existían, de hecho los solicitó en 2015 y fueron denegados por el gobierno del Partido Popular, ese mismo que continuamente nos recordaban sus representantes en Jaén que tenía una permanente apuesta por esta ciudad y su provincia… Ha tenido que ser la voz ciudadana, con “Jaén Merece Más” al frente, porque los políticos ni estaban ni se les esperaba en esta batalla para dar respuestas a Jaén, la que les sacara los colores a esos responsables públicos, a todos, exigiendo una ITI, que finalmente nos han concedido, y estamos pendientes de que nos digan en qué va a consistir y a cuánto asciende la inversión que nos conceden. No esperamos sorpresas tras el cambio de Gobierno en Madrid, de hecho ahora es el momento de que el socialista Pedro Sánchez cumpla con los compromisos que ha ofrecido a Jaén las veces que nos ha visitado, y entre los que se encuentra la recuperación del Plan Activa.

Creo sinceramente que muchas cosas han cambiado en esta ciudad desde que existe “Jaén Merece Más”, los responsables públicos han abordado algunas de las cuestiones que la plataforma ha ido poniendo sobre la mesa y esta es una demostración palpable de que han llegado los ecos reivindicativos, el clamor de la segunda manifestación, el marcaje que “Jaén Merece Más” ha hecho sobre todos los asuntos de actualidad, desde una posición seria y responsable, porque unas veces ha censurado pero en otras oportunidades, cuando ha habido lugar, ha expresado su felicitación por logros que han ido apareciendo, cualquiera que fuera la administración afectada, como ha sido la reciente presentación del proyecto del Palacio de Deportes “Olivo Arena”, infraestructura que también había sido demandada por el colectivo ciudadano. No se puede decir que el nacimiento y la aparición en escena de “Jaén Merece Más” haya resuelto como si de una varita mágica se tratara todos los grandes problemas de Jaén, muchos de ellos en permanente lista de espera, pero hay que ser positivos al valorar al menos que existe un cierto cambio de actitud en algunos de nuestros políticos, que se han abierto al diálogo y a la interlocución. Está claro que es la hora de Jaén, o se mantiene esta actitud reivindicativa y se hace oír la voz de esta capital o habremos perdido una grandísima oportunidad, y, lo que es peor, seguiremos dejando una pésima herencia a otras generaciones que nos sucedan. Siempre suelo decir, dirigiéndome sobre todo a los responsables públicos, que deben tener clara una idea, un sentimiento, una sensación, y es la de que las personas pasan pero la ciudad permanece, es por la ciudad en consecuencia por la que merece la pena hacer todos los esfuerzos y mover todos los recursos, por ella y por su progreso, porque nuestros hijos y nietos tengan en ella el mejor futuro posible.

Ya no hay lugar a la resignación, al miedo o la indiferencia. Jaén es nuestro, es de todos, los políticos son nuestros servidores, y hay que exigirles con buenos modos, pero al tiempo con toda rotundidad y sin rodeos, que han de decidir: con Jaén o contra Jaén. Ir contra Jaén ha sido tantas veces a lo largo de la historia plegarse a intereses mezquinos, entre ellos los de los partidos políticos a los que en gran medida les debemos el lugar que venimos ocupando desde hace años en todas las estadísticas, y tantas veces nos respondieron con triunfalismos, brindis al sol, cajas destempladas o simples palabrerías…los datos no admiten duda, somos lo que somos. Cada vez estoy más convencido de la importancia y la oportunidad de esta rebeldía social, sobre todo cuando se hace sin banderas, ni símbolos, ni siglas…Algunos seguro que si pudieran pretenderían sacar tajada de un empeño cuya victoria corresponde en exclusiva a los ciudadanos, a la sociedad civil organizada, a la militancia jienense. Por supuesto que no voy contra los partidos políticos, que son organizaciones perfectamente regladas y con una misión entendible en democracia, no es la política lo que no me agrada del latido de la ciudad, sino el partidismo, que son cosas diferentes. Tampoco hacemos una enmienda a la totalidad sobre el trabajo de las administraciones, hay muchas cosas que hacen bien y en ese sentido cumplen con su cometido, la denuncia se refiere sobre todo a lo que la inercia ha impedido hasta el punto de dejar a Jaén colocada en una posición alejada de expectativas compatibles con la modernidad y el progreso, con un gran déficit en infraestructuras y equipamientos y con lacerantes problemas entre los que destacan el desempleo y la paulatina despoblación de nuestro entorno más inmediato.

Estoy convencido, lo digo un año después de la primera manifestación histórica por las calles de nuestra ciudad, que el nacimiento de “Jaén Merece Más” ha sido todo un acierto y es de esperar que en sus integrantes no se pierda un ápice de ilusión, que superen los obstáculos, las críticas interesadas de quienes siempre han defendido que lo mejor para Jaén era la resignación y la sumisión. Mañana mismo, la plataforma ciudadana se reúne para hacer balance y marcarse nuevos objetivos. La capital necesita que siga siendo ese gran revulsivo que en cierto modo ha revolucionado el panorama social de Jaén, tanto tiempo mantenido en un preocupante encefalograma plano donde no cabía otra opción que el inmovilismo. De modo que enhorabuena “Jaén Merece Más”, porque nos ha hecho espabilar, el sueño nos ha durado mucho tiempo y como bien sabe esta plataforma ciudadana, ya no hay tiempo que perder.

 

 

 

Foto: La primera manifestación, el 17 de junio del pasado año, convocada por “Jaén Merece Más” constituyó un gran revulsivo.

Antonio Garrido
15 Junio 2018
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario