CRÓNICA DEL DÍA: CUENTA ATRÁS PARA ELEGIR ALCALDE EN JAÉN: MÁRQUEZ, CONFIADO, Y MILLÁN, EXPECTANTE. AMBOS PRUDENTES

ACOTACIONES

CRÓNICA DEL DÍA: CUENTA ATRÁS PARA ELEGIR ALCALDE EN JAÉN: MÁRQUEZ, CONFIADO, Y MILLÁN, EXPECTANTE. AMBOS PRUDENTES

Me pregunto si habrán llegado ya a Jaén los componentes del comité de pactos que ha anunciado el partido Ciudadanos para las poblaciones donde se prevén acuerdos, y la ciudad de Jaén es uno de ellos. No sé qué va a pasar porque la que ha sido candidata a la Alcaldía por el partido naranja y cabeza visible de la candidatura, María Cantos, ya se ha explayado en diferentes medios en los últimos días. Queda confirmado plenamente lo que ya les adelanté, que María Cantos es un espíritu libre y que estará dispuesta a hablar con los mandatados por el partido del que forma parte para conocer sus sugerencias, de la misma manera que ha dejado claro que espera que la decisión final no dependa ni de Madrid ni de Sevilla. Es más, con esa libertad que da no sentirse partícipe de lo que se viene en llamar clase política, porque ella procede del estrato ciudadano, incluso ha llegado a decir que entregan su acta ella misma y algunos de sus colaboradores, antes que hipotecarse con soluciones de gobierno con las que no estuvieran de acuerdo. El partido no ha salido a replicarle, pero dudo que estén en plena sintonía.

En este sentido conviene dejar constancia de que en los últimos días ha habido declaraciones de colectivos ciudadanos y vecinales demandando que el acuerdo al que se llegue tenga como referente el interés de la ciudad y no el de los partidos, bastante enturbian las opciones políticas, especialmente las que gobiernan, olvidándose con tanta frecuencia de Jaén, para seguir dándoles poder y manos libres cuando en un Ayuntamiento el panorama tiene que ser distinto, hay que pensar en ciudad y en nada más que en su presente y su futuro. Entiendo que haya quienes sean capaces de cualquier cosa para que sumen las mayorías a las que apoyan ideológicamente, pero al común de los vecinos no digo que nos dé igual quien gobierne, porque esto no es así, pero ponemos el acento en quienes estén por darle un impulso a esta ciudad que lo necesita, más aún cuando la Junta, como ha ocurrido siempre, pero ahora con gobierno recién estrenado, nos da la mayúscula sorpresa de que tampoco hace un guiño hacia la capitalidad. Eran estos los que habían prometido el cielo si fuera necesario para que el alcalde pudiera demostrar que ahora que gobiernan los suyos, Jaén va a dar un vuelco hacia una verdadera capitalidad. O no es así o habrá que esperar a los presupuestos de 2020 que dicen serán los que marquen la diferencia.

Dicho esto hay que demandar humildad a los partidos de la derecha, especialmente PP y Vox, porque ellos han perdido las elecciones, esta es la pura verdad, aunque finalmente les pueda salvar la aritmética, si obtienen mayoría absoluta. Quienes han ganado los últimos comicios locales han sido por un lado el PSOE, con un resultado histórico de 11 concejales, y Ciudadanos, con una respuesta muy favorable de cuatro concejales, a pesar de lo ocurrido hace cuatro años, con lo que la conclusión que hay que sacar es que los jienenses han votado a la lista de María Cantos como si fueran un nuevo Ciudadanos, en realidad es lo que son, entre otras cosas por su propia procedencia. PSOE y Ciudadanos suman 15 concejales, más que la suma del tripartito PP+Ciudadanos+Vox, que serían 14. Y si Ciudadanos no quiere pactar con Vox, el partido de Salud Anguita tendría que limitarse a apoyar pero nunca gobernar. El acuerdo por tanto no es fácil y todas las salidas están contempladas, y cuando digo todas quiero decir eso, todas. Algo sí es seguro y es que la Alcaldía desde el primer momento se la disputan dos candidatos, Javier Márquez y Julio Millán. Uno de los dos conseguirá el día 15 ser el alcalde de todos los jienenses. Y los dos, dicho sea de paso, se mantienen en un estado de prudencia, aunque la procesión vaya por dentro y sus movimientos, que los hay, son discretos, ambos parecen preparados para el éxito o el fracaso, al final la decisión depende de una fuerza política. Márquez me aseguran que está confiado, los líderes de los partidos del pacto andaluz harán todo lo posible por mantener Jaén para la causa. Y Julio Millán, a la retaguardia, expectante, a la espera de que se obre el milagro. La noche electoral, Francisco Reyes aseveró que su candidato sería el alcalde. Veremos, quedan diez días para salir de dudas.  

Insisto, a María Cantos se le entiende casi todo. En su lugar hubiera optado por una actitud más prudente en las declaraciones, no enseñar todas las cartas, pero ha elegido el camino valiente de la transparencia y es una manera de trasladar un mensaje y de ir a cara descubierta. Es exigente y reivindicativa a la hora de demandar responsabilidades de gobierno, quiere mojarse, se ha presentado a las elecciones para eso, pero no parece dispuesta a sentarse en un sillón municipal, ni ella ni sus colaboradores, a cualquier precio. Esta actitud es impensable en políticos profesionales que se ven obligados a tragarse carros y carretas para seguir en los cargos y no perder los suculentos sueldos.

María Cantos y Ciudadanos, en el caso de que llegue el momento de que tenga poder de decisión, debería pedir una auditoría completa del Ayuntamiento de Jaén durante los años en que se empezó a ir acumulando deuda, hay muchos jienenses que lo demandan y este grupo tiene legitimidad para pedirlo porque es nuevo y carece de intereses. Es lamentable que este asunto de la elevadísima deuda municipal se esté convirtiendo en un recurrente “y tú más” entre las principales fuerzas políticas que han gobernado el Consistorio, y los ciudadanos tenemos todo el derecho a conocer con detalle, a quién imputar hasta el último céntimo del montante de la actual ruina, y por tanto tener la oportunidad de poner a cada cual en su sitio en el ámbito de las responsabilidades. No debe ser una amenaza contra nadie sino un ejercicio de normalidad porque los datos que a veces se manejan no responden del todo a lo sucedido. Insisto, es un derecho de los vecinos de Jaén y como tal hay que reclamarlo, no se puede pasar página a un abusivo modelo, y me quedo corto, de gestionar y administrar una ciudad que por esta causa se encuentra en caída libre.

Por cierto, y ya que estamos en materia económica, los diferentes concejales y sus colaboradores van a cobrar sus salarios hasta el día 15 de junio, incluida la extra, pero tengo más que constancia de que unos cuantos, no pocos, han dado la estampida y parece que están fuera de combate, para todo menos para cobrar. Luego criticarán a Charo Morales de Coca, que sabe desde hace meses que no iba a repetir en la lista y va a estar al pie del cañón hasta el último minuto. Si yo tuviera mando en el Ayuntamiento ya hubiera hecho lo posible por pedir cuentas hasta el final o, en caso contrario, poner en un aprieto a quienes con el pretexto de que el Ayuntamiento está tan mal y lo mismo da ocho que ochenta, aquí vale todo. Pues no y sepan que los ciudadanos también lo percibimos y nos da un poco de vergüenza el estado de desidia, en el que parece que importa todo, menos que funcione la ciudad. 

Los presupuestos de la nueva Junta de PP y Ciudadanos, para este año, no son ni por asomo los que la capital esperaba. Algunas partidas testimoniales y pare usted de contar. Todavía no he visto en las redes sociales una salutación del alcalde, Javier Márquez, a esas cuentas, supongo que le habrán dejado tan frío como al común de los jienenses, con la excepción de las adhesiones inquebrantables, que siempre dicen sí a todo, siempre que venga del poder establecido, da igual quien gobierne. Hemos entendido la dificultad del gobierno de Moreno Bonilla, a pesar de que se le calentó la boca en la campaña, no esperábamos que vinieran los reyes magos tan pronto, pero algún guiño sí que se hacía preciso, sobre todo si el objetivo era marcar distancias con la etapa de Susana Díaz. Ya les digo, más de lo mismo. También se repite, cómo no, el coro de voces de los partidos coaligados alabando las cifras como ajustadas a las necesidades de Jaén. Lo bueno, esto sí, es que se ha vuelto a los presupuestos provincializados y que hay 131,78 millones a los que se les puede seguir la pista. Aparece tímidamente la famosa y polémica ITI (Inversión Territorial Integrada), pero amenaza lentitud, a la espera de que el futuro gobierno de Sánchez, en Madrid, no se haga el remolón y contemple su aportación que en el periodo de vigencia del programa especial con Europa tiene que sumar para cada administración un total de 222 millones de euros. Ahí queremos ver a Reyes reclamando justicia inversora para Jaén, ITI incluida. Fuera de eso y al menos para la capital, una decepción sin paliativos. ¿Cómo quieren el alcalde en funciones y sus compañeros de gobierno andaluz que avance esta ciudad, dejándola a merced en exclusiva de la ruina municipal? Y lo peor de todo es que, como suelen hacer los políticos en coyunturas de esta naturaleza, pretenden vendernos la mercancía haciéndonos ver lo negro como blanco, con declaraciones a la defensiva. Me creo que no tienen una varita mágica, pero reconozcan que no pueden cumplir lo que prometieron, y recuerden que llevamos esperando muchos años y por desgracia entendemos el lenguaje de la frustración. Ni siquiera tenemos que recordar todas las asignaturas pendientes en Jaén porque estoy seguro que el gobierno andaluz ha debido barajar la lista de espera, empezando por la clamorosa situación del tranvía, que todos han defendido como la máxima prioridad, para evitar que siga siendo el hazmerreír, pero me resulta especialmente chocante ahora el silencio de Ciudadanos. A veces los silencios son más expresivos que tanta palabrería. Curiosamente la lista de espera sanitaria sí parece que se ha visto reducida, aunque no sé bien en qué porcentaje, ya felicitamos en su día al consejero por el avance, pequeño o grande. Obviamente no le podemos dar la enhorabuena por seguir permitiendo las heredadas habitaciones triples que miembros del actual gobierno y dirigentes del PP tanto han criticado y que ofrecen una pésima imagen, tercermundista, de nuestro sistema sanitario. ¿Para cuándo lo dejamos?

A todo esto ayer se conocieron las cifras del paro registrado en las oficinas del antiguo INEM en el mes de mayo, con un buen comportamiento en España, en Andalucía y esta vez también en Jaén. Lo más destacable, que nuestra provincia logra el mejor dato desde hace más de diez años en un mes de mayo, de hecho hemos bajado del listón de los 50.000 parados al que hemos estado abonados, y hoy el desempleo afecta a 48.489 personas, que son 1.613 menos que el mes último y casi 3.000 menos que en el mismo mes del año pasado. No es para tirar cohetes, pero sí es un ligero alivio, lo sería aunque solo afectara a una sola persona. Los agentes sociales son críticos e invitan a entrar en el fondo del problema en vez de en la periferia, todo lo contrario que los partidos políticos, que cuando las cifras son buenas tratan de anotarlas en su haber y cuando son pésimas se escabullen. Así, por ejemplo, el PSOE destaca la bondad de los datos en España y los socialistas se felicitan por un mes que puede ser histórico. Pero es que el presidente de la Junta de Andalucía y con él todo el PP andaluz, también se atribuyen el mejor panorama en la comunidad y consideran que es una consecuencia de que “por fin se están haciendo las cosas bien”. No tienen remedio. Los políticos siempre dispuestos a colgarse medallas. Veamos lo que pasa el mes próximo y los siguientes, quién habla cuando el paro, que en provincias como la nuestra tiene respuestas cíclicas, trate de interpelar a los representantes públicos y ellos se escondan en la táctica del avestruz.    

Aviso a navegantes. Una noticia que en estos días ha pasado un tanto desapercibida tiene que ver con Cáritas en Jaén. Se ha reunido su Consejo Diocesano y a expensas de presentar en fechas próximas, coincidiendo con el Día de Caridad, la memoria de la institución humanitaria eclesial de 2018, se ha adelantado el dato de que las asistencias aumentaron con respecto al año anterior, y que han estado en el entorno de las 250.000 personas. Pronto tendremos todos los datos para un análisis pormenorizado, pero de lo que ahora mismo se conoce se puede afirmar que las familias jienenses necesitan cada vez más ayudas, por tanto la situación social ha experimentado un empeoramiento de sus condiciones de vida. Esta es la cruda realidad por mucho que algunos se esfuercen en tratar de evitar el drama que retrata la estadística.

En fin, también hay que buscar válvulas de escape para tratar de mantener el equilibrio y evadirse de los problemas. Estos días las aficiones del Real Jaén y del Linares asisten a unas apasionantes eliminatorias por si fuera posible el ascenso de ambos equipos a la Segunda División B. Lo vivido el pasado fin de semana ha sido un nuevo hito, el deporte es capaz de movilizar como ocurrió en La Victoria o en Linarejos, a miles de aficionados, como en los mejores tiempos, ha sido emocionante ver esa riada de gente para apoyar a sus colores, esto también es un activo del jaenerismo del que nos sentimos tan orgullosos. Pasará lo que tenga que pasar, ojalá que el ascenso y si puede ser para los dos, mucho mejor, pero ya es un capital importante mantener la motivación y la moral. Los equipos son muy buenos, estamos necesitados de episodios de gloria, y con un grande como Séneca podemos hoy decir que “la suerte es lo que ocurre cuando la preparación coincide con la oportunidad”.   

 

Antonio Garrido
5 Junio 2019
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario