CORONAVIRUS EN JAÉN: PENA POR EL BESAPIÉ Y SOFTWARE DEL SOL VUELVE A LIDERAR

ACOTACIONES

CORONAVIRUS EN JAÉN: PENA POR EL BESAPIÉ Y SOFTWARE DEL SOL VUELVE A LIDERAR

 

Nos tenemos que acostumbrar a estos cambios tan radicales en nuestro modo de vida, por las medidas que se han adoptado ya por parte de los gobiernos, con el asesoramiento de quienes de verdad entienden del asunto, los expertos sanitarios, y no se queda ahí la cosa, a medida que el dichoso virus siga avanzando, con toda seguridad se le irán tratando de poner obstáculos, aunque para que esa situación se produzca tenemos que empezar por concienciarnos todos, porque esta emergencia sanitaria solo tiene una forma de resolverse, uno a uno, adoptando actitudes responsables. Ayer tanto desde el gobierno central como desde la Junta aumentaron la dureza de las decisiones y tenemos que entender que si lo han hecho es porque conviene. Nos están alertando de que no podemos dormirnos en los laureles porque, de ser así, tendríamos coronavirus para rato. A estas alturas entiendo que el personal está informado y no creo necesario repetir la cantinela de recomendaciones en unos casos y exigencias en otros, que se nos han transmitido.

En el terreno práctico lo más doloroso para los jienenses ha sido el primer día del besapié a la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, el Señor de Jaén, en el que no ha habido tantas colas como otros años, entre otras cosas porque irá aumentando durante el fin de semana, hasta el domingo, pero la mayoría de las personas que han salido de ver al Abuelo, lo hacían con emoción, como hemos visto en el reportaje ofrecido por Canal Sur Televisión. Estaba prohibido besar a la imagen, los jienenses han tenido que pasar delante de ella, inclinar la cabeza o dirigirle todo tipo de expresiones devotas, y además han tenido unas estampas para poder conservarlas de recuerdo de este día tan especial. Se ha puesto a prueba sobre todo la devoción de la gente sencilla, del pueblo llano de Jaén, que es el que hoy desfilaba por el santuario de la Carrera de Jesús. La Cofradía se vio obligada a adoptar precauciones, un acuerdo que sabían de antemano que era difícil, pero que los jienenses, aunque se sienten frustrados por no hacer lo de siempre, entienden que hay unas circunstancias excepcionales y que tiempo habrá para repetir los besapiés.

Las administraciones también se están haciendo al nuevo panorama con el que han de convivir en las próximas semanas, todas ellas tienen su hoja de ruta establecida, aunque en algunos casos han tenido que ir cambiando sobre la marcha y de manera precipitada. Es lo que ha ocurrido al Ayuntamiento, no sé si por problemas de coordinación, el caso es que ayer el alcalde informaba de que iba a continuar con normalidad el funcionamiento diario al tiempo que lanzaba un mensaje de tranquilidad. Al rato estaban tomando decisiones como el cierre de los centros de mayores y centros de barrio, y han debido someterse a los protocolos establecidos para los concejales y, claro está, para todo el personal. Claro que hoy mismo no se había dado ninguna explicación a los usuarios de la gimnasia de mantenimiento, que fundamentalmente son mayores. 

Lo mismo que en estas situaciones extraordinarias se detecta a quienes no cogen el paso, los hay que siempre, pase lo que pase, van por delante. Es lo que le ha ocurrido de nuevo a la empresa Software del Sol, que hace pocas semanas era noticia por ser pionera en el establecimiento de la semana laboral de cuatro días, que llamó la atención en toda España y en otros lugares del extranjero. Ahora lo que sabemos de ella es que de nuevo vuelve a dar ejemplo al estar preparada para que su plantilla pueda asumir el teletrabajo si las circunstancias así lo aconsejan. Qué alegría dar encontrarse, y en Jaén, con una compañía moderna y modélica, con un excelente nivel de adaptación al momento.

Fuera del coronavirus hay vida, aunque sea realmente escasa, porque todo el mundo está pendiente de esta alarma sanitaria que algún día será una anécdota, pero que hoy nos mantiene preocupados, aunque cuidado con la histeria colectiva porque causa muchos perjuicios. El caso es que hay otros hechos, por ejemplo que la capital jienense va a ser el lugar de reunión de las distintas representaciones de la España Vaciada, el próximo día 28, si el tiempo no lo impide, esto hay que decirlo por el momento. Vendrán representaciones de las 23 provincias que figuran bajo el paragüas de esta denominación, que son todos los territorios que se sienten abandonados y agraviados por los gobiernos, como el flagrante caso de Jaén. La plataforma “Jaén Merece Más” que con otros colectivos jienenses forma parte de este movimiento, reconoce que desde que se celebró la manifestación de Madrid se ha conseguido en parte el objetivo propuesto, porque el principal problema denunciado, que era la despoblación, ya está en la agenda de todos los grupos políticos, aunque en algunos casos haya costado que así sea.

Tampoco es casual que la reunión próxima se celebre en Jaén, porque ya que hablamos de despoblación, la capital lleva cuatro años seguidos perdiendo habitantes y, más aún, las previsiones del Instituto Nacional de Estadística apuntan a que en once años la ciudad puede perder del orden de los 5.000 vecinos más, una situación que exige tomarse muy en serio el asunto. Por lo pronto la España Vaciada mantiene su objetivo de no abandonar su lucha y no parar hasta conseguir resultados, que los compromisos que en instancias políticas se han hecho lleguen a convertirse en realidad y no se queden en simples brindis al sol electorales.

Hoy además toca felicitar a la asociación de empresarios MÜY del centro de Jaén, porque no paran de dar inventarse acciones para dinamizar la zona en la que tienen sus establecimientos. Lo he dicho ya algunas veces, el carácter dinámico y comprometido con su ciudad de este colectivo, que preside Francisco Marín, es no tanto pedir sino dar, aportar a Jaén lo que ellos tienen, cariño, ganas de contribuir al engrandecimiento comercial e integral del centro, hacer Jaén más grande para los visitantes y para los propios jienenses. Si en la pasada Navidad nos deslumbraron con unas bolsas gigantes y una invitación para comprar en el centro, con bonitos mensajes, ahora vuelven a hacer lo propio ante una celebración tan singular en la capital como es la Semana Santa, acción para la que cuentan con el apoyo de Caja Rural, siempre favoreciendo las mejores ideas pro Jaén y de la propia Agrupación de Cofradías y Hermandades. Ahora se trata de ubicar en la calle Bernabé Soriano, en Navas de Tolosa, en Plaza de los Jardinillos y en Plaza de la Libertad, unos reclamos invitando a hacer “centring”, comprar en el comercio de proximidad,  bajo el lema “Pasión por el centro”, con la imagen, preciosa por cierto, del Cartel de la Semana Santa, en tanto que en su reverso figura información sobre los diferentes desfiles procesionales. Excelente idea, qué otra cosa se puede decir.  

 

Antonio Garrido
12 Marzo 2020
( 0 ) Comentarios

Compartir esta publicación

Dejar un comentario